En los países desarrollados no hay tiempo para descansar. Somos la sociedad 24-7. Activos 24 horas al día, 7 días a la semana. Iluminación nocturna, redes sociales, trabajos por turnos, viajes entre distintas zonas horarias… ¿Cambiará esta dinámica a largo plazo? Difícil.

El problema reside en que hasta un 20% de la población puede estar desfasada, es decir; su ritmo biológico interno no corresponde con el ritmo externo que debe seguir (1). Esta situación mantenida en el tiempo puede ser perjudicial para la salud.

Inmunidad y ritmo circadiano

En un post anterior ya hablábamos de la cronobiología y de los ritmos circadianos. Y es que cada vez surgen más publicaciones que analizan la influencia de estos ciclos en el organismo y en la salud.

A nivel inmunológico podríamos decir que existe también un reloj integrado en el sistema inmune, de tal forma que se coordinan las funciones de defensa innatas y adaptativas tanto en situación de homeostasis como en infecciosa o inflamatoria. Desde la movilización de leucocitos desde la sangre a un tejido, la diferenciación de ciertas células, hasta la liberación de citoquinas, tienen distintos patrones en función del momento del día. Por ejemplo, los ratones responden diferencialmente a la infección por la bacteria Salmonella durante el día o la noche, con diferencias en la respuesta inflamatoria según la hora del día que se inicia la infección (2).

La influencia del ritmo circadiano en el sistema inmune no se aprecia solamente a nivel intraindividual; hay estudios que han demostrado un efecto poblacional, por ejemplo en casos de brotes de gripe y varicela. Es decir, se observan por ejemplo diferencias a nivel epidemiológico en la diseminación/transmisión de una infección en función del momento del día en que un individuo se encuentre expuesto al patógeno y cómo esté su sistema inmunitario, y los horarios de movilidad y rutina diaria de la sociedad (horas punta en transportes, etc.) (3).

Aplicaciones prácticas

Conocer mejor esta influencia entre cronobiología e inmunidad puede ofrecer oportunidades de mejora en varios campos y desarrollar estrategias más precisas de prevención y manejo de ciertas enfermedades:

  • Trabajadores por turnos, de aviación, viajeros entre zonas de diferencias horarias con ritmos alterados podrían mejorar su resistencia inmune.
  • La incorporación de la biología circadiana en estudios clínicos podría ofrecer información sobre la influencia de la misma en los resultados de salud.
  • La administración de terapias puede estar influenciada por la cronobiología y obtener distintos resultados según el horario en el que se realice.
  • En enfermedades crónicas asociadas a la activación de ciertos procesos de la inmunidad adaptativa, como la esclerosis múltiple, asma, infección parasitaria etc. esta influencia puede ser especialmente interesante a la hora de establecer planes de tratamiento dirigidos a modificar la evolución de la enfermedad (4).

Artículos relacionados:

Un sistema inmune con ritmo

Dormir un factor importante en el equilibrio inmunológico

Melatonina: una hormona, muchas funciones

Bibliografía

(1) Haspel JA, Anafi R, Brown MK, et al. Perfect timing: circadian rhythms, sleep, and immunity – an NIH workshop summary. JCI Insight. 2020;5(1):e131487. Accesible en : https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC7030790/

(2) Orozco Solis R, Aguilar Arnal L. Circadian Regulation of Immunity Through Epigenetic Mechanisms. Front.Cell.infect.Microbiol. 2020; 10:96 Accesible en : https://www.frontiersin.org/articles/10.3389/fcimb.2020.00096/full

(3) Du A, Holme P. Coupling the circadian rhythms of population movement and the immune system in infectious disease modeling .Plos One. 2020; 15(6):e0234619 Accesible en : https://arxiv.org/abs/1910.05520

(4)Downton P, Early J, Gibbs J. Circadian rhythms in adaptative immunity. Immunology 2019.Accesible en : https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/imm.13167

 

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies