Nuestro organismo está muy bien pensado. En situaciones extremas las funciones de nuestros órganos no son equivalentes. Es prioritario poder pensar y defendernos, por esto el cerebro y el sistema inmune son privilegiados y tendrán preferencia para recibir la energía necesaria aún a costa de otros órganos si fuera necesario. La gestión de las agresiones por parte del sistema inmunitario se asocia con un aumento…

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies