En nuestro post “¿Qué son los eosinófilos?” hablamos ya sobre este interesante tipo de célula del sistema inmune, de su formación, sus funciones y patologías relacionadas. De manera similar a como ocurre con los basófilos, pueden encontrarse, de manera fortuita, cifras alteradas en analíticas que se realizan en algún examen médico. ¿Qué debemos hacer en esos casos? ¿Hay que preocuparse?

¡Te damos las claves para saber si tus valores son altos o bajos y a qué puede deberse!

CIFRAS CORRECTAS DE EOSINóFILOS

Los eosinófilos son un subtipo de leucocitos que representan aproximadamente el 2.3% del total de leucocitos y el 7% de las células sanguíneas en general.

En números absolutos aparecen aproximadamente entre 100-300 eosinófilos por microlitro de sangre. Este rango considerado normal puede variar según la edad y sexo, la alimentación, el tipo de muestra, la región geográfica, etc. por ello cada laboratorio debe adoptar su rango de referencia en función de dichos factores.

CIFRAS INCORRECTAS DE EOSINóFILOS

Se habla de eosinopenia cuando aparecen en número inferior al normal (normalmente por debajo de 50 eosinófilos por microlitro). En sí misma la eosinopenia no es indicativo de enfermedad. Cuando aparece este resultado se debe hacer una valoración global del estado de salud del paciente, si existen enfermedades o condiciones que puedan ser responsables de ello y solicitar, si es preciso, pruebas complementarias. Para ello, es necesario acudir a un médico.

Se habla de eosinofília cuando las cifras sobrepasan el límite superior del rango considerado correcto. Puede ser leve (400-1500/µl), moderada (1500-5000/µl) o grave (>5000/µl).

En países desarrollados es posible encontrar eosinofília leve o moderada en patologías de tipo alérgico como urticaria, atopia, hipersensibilidad a fármacos, tóxicos, aditivos, alimentos, enfermedades respiratorias ocupacionales que cursan con asma, etc. En países con malas condiciones sanitarias han de considerarse las infecciones por parásitos (principalmente helmintos) como una de las causas posibles.

La eosinofília leve suele ser asintomática y se descubre cuando se hace un hemograma completo por otra razón. Pero cuando el número de eosinófilos es muy elevado, se produce inflamación en los tejidos y disfunción en los órganos afectados. A partir de ahí los síntomas que aparecen dependerán de dichos órganos; por ejemplo, neumonía, cardiopatía o esofagitis eosinofílicas, entre los más frecuentes.

Un caso especial de eosinofilia es el síndrome hipereosinofílico, en el cual los valores de eosinófilios se mantienen por encima de 1500 durante más de 6 meses. Después de descartar causas alérgicas, parásitos u otros motivos, se suele confirmar el diagnóstico con una biopsia en la que se encuentran eosinófilos en los tejidos de órganos afectados. El pronóstico de esta enfermedad puede ser grave si no se trata.

CONCLUSIÓN

Interpretar los resultados de un análisis de sangre no es fácil, hace falta una formación específica y mucha práctica en este trabajo. Consultar con un médico cualquier duda es necesario para prevenir errores y preocupación injustificados y que, además, nos ayudará a restablecer el buen funcionamiento del sistema inmune, imprescindible para una salud duradera.

Bibliografía

  1. Hartl S, et al. Blood eosinophil count in the general population: typical values and potential confounders. Eur Respir J. 2020 May 14;55(5):1901874. doi: 10.1183/13993003.01874-2019
  2. Curtis C, Ogbogu P. Hypereosinophilic Syndrome. Clin Rev Allergy Immunol. 2016 Apr;50(2):240-51. doi: 10.1007/s12016-015-8506-7

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

¿Quieres seguir descubriendo tu sistema inmunitario?

Suscríbete a la newsletter trimestral y te contaremos todas las claves sobre tu sistema inmune: sus funciones, importancia y cómo cuidarlo.