¿A qué padres no les suena la palabra bronquiolitis? Es una de las primeras infecciones virales que pueden sufrir los bebés al comenzar la guardería. Está causada por el virus sincitial respiratorio. Hablamos de él. Un virus famoso en invierno y en pediatría.

¿Quién es este virus?

Síntomas

La infección por el virus respiratorio sincitial es una infección muy común que suele producir un cuadro respiratorio con síntomas como fiebre, tos, mucosidad, congestión, dificultad y aumento de la frecuencia respiratoria, silbidos típicos en el pecho, etc. Este cuadro puede alargarse 2 o 3 semanas.

La bronquiolitis y/o neumonía son el modo de afectación más importante. Se produce como consecuencia de la inflamación de las vías respiratorias inferiores (bronquiolos) acompañada por una gran producción de moco que hace que se obstruyan y sea difícil el paso del aire, lo que, como otras infecciones respiratorias, puede facilitar la sobreinfección por otros microorganismos.

¿A quién afecta?

Afecta a la mayoría de niños por primera vez antes de los 2 años, aunque después puede volver a infectar tanto a niños como a los adultos.

Población susceptible: generalmente las poblaciones más susceptibles, con los efectos más graves de la infección, son las edades más extremas (bebés, adultos mayores). De hecho, aproximadamente el 10% de los bebés afectados tienen que ser hospitalizados, sobre todo los más pequeños: entre 2 y 6 meses de edad.

Factores de riesgo: este virus afecta más a bebés con enfermedades congénitas del corazón o pulmón, a prematuros, a los que tienen antecedentes de alergia en la familia, a los que tienen defensas bajas o inmunopatías y a los que están expuestos al humo de tabaco.

¿Cómo actúa?

Este virus destruye las membranas celulares en los puntos de contacto entre ellas lo que da lugar a la formación de sincitios o células con numerosos núcleos, de allí su nombre.

Como otros virus, se contagia muy fácilmente por contacto directo y/o indirecto de las gotitas de secreciones nasofaríngeas de una persona infectada que entran por ojos, nariz o boca.

¿Cómo responde nuestro sistema inmune?

Como el virus de la gripe, el virus sincitial respiratorio es capaz de mutar de un año a otro por lo que puede volver a infectar a las mismas personas en distintas temporadas.

La inmunidad frente a él depende inicialmente de la existencia de anticuerpos en la mucosa respiratoria (IgA), como es poco intensa y de corta duración las reinfecciones pueden ser frecuentes.

Consejos de prevención y tratamiento

Hay recomendaciones de distinta naturaleza:

  • Encaminados a evitar contagio.

Lavarse manos con frecuencia y sobre todo después de cuidar a una persona infectada, ventilar bien las estancias y evitar hacinamiento, evitar humo de tabaco, limpiar las superficies y objetos que pueden contaminarse (juguetes, chupetes, utensilios, etc.).

  • Diferenciar entre muchas opciones.

Acudir al médico para realizar un diagnóstico diferencial puede ser necesario en una temporada como el invierno en la que hay muchos virus y bacterias en acción. Acertar con la estrategia en el tratamiento y aislamiento del enfermo si fuera necesario, es clave para obtener los máximos beneficios y mínimo riesgo.

  • Encaminados a reforzar inmunidad.

La lactancia materna es la mejor opción para alimentar al bebé ya que la madre puede transmitirle inmunoglobulina A y células de defensa que su sistema inmune demasiado joven aún no es capaz de elaborar. Un acceso gradual a la guardería permitirá al niño ir inmunizándose poco a poco dando tiempo a que su sistema inmune vaya reconociendo gran variedad de antígenos.

Terapias dirigidas a apoyar el sistema inmune de los más pequeños, como la microinmunoterapia puede ser una ayuda para situaciones en las que hace falta reforzar la respuesta. Al tratarse de tratamientos específicos, antes de comenzar su toma siempre se debe consultar a un pediatra formado en el campo.

Bibliografía

  1. Flores-Pérez P, Gerig N, Isabel Cabrera-López M, de Unzueta-Roch JL, Rosal TD, Calvo C; Grupo de estudio de COVID-19 en niños. Acute Bronchiolitis During The Covid-19 Pandemic. Enferm Infecc Microbiol Clin (Engl Ed). 2021 Jun 26. doi: 10.1016/j.eimc.2021.06.012. Epub ahead of print. PMID: 34219854; PMCID: PMC8233844.
  2. Resch B, Kurath-Koller S, Eibisberger M, Zenz W. Prematurity and the burden of influenza and respiratory syncytial virus disease. World J Pediatr. 2016 Feb;12(1):8-18. doi: 10.1007/s12519-015-0055-x. Epub 2015 Nov 19. PMID: 26582294.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.