¿Qué es?

Es el órgano más grande del sistema linfático, en un adulto puede pesar de 150-200 gramos y tiene forma de puño. Se sitúa al lado izquierdo de la cavidad abdominal debajo del diafragma y detrás del estómago, protegido por las costillas 9, 10 y 11.

Está formado por dos tipos de tejidos:

  1. Pulpa roja: es el tejido mayoritario de color rojizo, que anatómicamente forma la parte externa del bazo y que contiene en su interior a la pulpa blanca. Se denomina así porque está formado por un gran número de vasos sanguíneos, llamados capilares sinosoïdes, que facilitan la entrada y salida al tejido de células de la sangre.
  2. Pulpa blanca: está constituida por una especie de nódulos blanquecinos de tejido linfoide, en el que se pueden encontrar linfocitos T y células B en compartimentos separados.

Las funciones del bazo

Se pueden clasificar en dos tipos:

  •       De tipo hematológicas:

o   Filtrado de la sangre y eliminación de hematíes viejos o inmaduros y de células propias no funcionales.

o   El bazo es uno de los principales depósitos de hierro junto con el hígado y la médula ósea.

o   Diferenciación de glóbulos blancos.

  •       De tipo inmunológicas:

o   Fagocitosis de células extrañas dañinas como bacterias, virus y otros antígenos.

o   Formación de inmunoglobulina M debido a la entrada  de antígenos filtrados desde la sangre

o   Producción de opsoninas importantes para fagocitar las bacterias.

Problemas relacionados con el bazo

Los más habituales son:

       Esplenomegalia: existen enfermedades como infecciones crónicas o cánceres de la sangre que dan lugar a un aumento desproporcionado del bazo lo que conlleva una destrucción masiva de eritrocitos (glóbulos rojos) y consecuentemente anemia hemolítica. Este aumento de tamaño puede ocasionar además el aplastamiento de órganos próximos como el estómago o los pulmones, y también del diafragma.

       Rotura del bazo: puede producirse como consecuencia de un traumatismo, típicamente por accidentes de tráfico.

En ambos casos se debe realizar una esplenectomía o extirpación del bazo. Posteriormente algunos órganos como el hígado asumen las funciones perdidas aunque se habrá originado una situación de mayor susceptibilidad a las infecciones.

Bibliografía:

Mebius R.E, Kraal G. Structure and functions of the spleen. Nature Reviews 2005 5:606-616

Chadburn A: The spleen: anatomy and anatomical function, Semin Hematol 37:13-21, 2000

1 Comentario

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies