Podríamos asegurar que desde hace unos meses el sistema inmune es la parte del organismo más valorada. Nos defiende de peligros externos como virus, bacterias, tóxicos ambientales, etc., intentando mantener un equilibrio interno adecuado. Todo ello, gracias a una red de órganos y células perfectamente coordinados entre sí y conectados por vasos sanguíneos y linfáticos.

El sistema inmune contiene una serie órganos sólidos que se encargan de:

  • Órganos primarios: de producir y madurar las células linfoides (linfocitos T, B, células Natural Killer, etc.) imprescindibles para la respuesta. Los principales son:
  • Órganos secundarios o periféricos: de ser el lugar donde se encuentran agresor y célula defensora para activar la respuesta inmunitaria. Los principales son:
    • Los nódulos o ganglios linfáticos, cúmulos de tejido linfático aislados o agrupados en racimos y repartidos por todo el cuerpo. Actúan como filtros para capturar antígenos.
    • Amígdalas, extensiones de tejido linfoide situados en la faringe y que constituyen el anillo de Waldeyer, protegiendo la entrada de las vías respiratorias de la invasión bacteriana.
    • Placas de Peyer, cúmulos de tejido linfático que recubren interiormente las mucosas como las del intestino y las vías respiratorias.
    • El bazo, órgano situado en el cuadrante superior izquierdo de la cavidad abdominal de gran importancia tanto en la inmunidad celular como en la inmunidad humoral.
    • Los tejidos linfoides asociados a mucosas (MALT), agrupaciones de células linfoides sin organización o estructura asociadas a diferentes localizaciones en el organismo como por ejemplo bronquios, tubo digestivo o nariz.
    • La médula ósea, tejido localizado en el interior de los huesos largos, pelvis, vértebras, etc. que también actúa como órgano secundario en la respuesta inmune.

Están comunicados gracias al sistema linfático, una red de vasos por donde circula la linfa que contiene los antígenos, que se han ido recogiendo de diferentes tejidos, y las células linfoides. La linfa pasa por los ganglios linfáticos, órganos secundarios, donde se producirá el reconocimiento y neutralización del antígeno. De ahí que en ocasiones se inflamen los ganglios como signo de que se está combatiendo una infección. Allí también se activarán los linfocitos B, que como consecuencia se multiplican y diferencian para producir anticuerpos. Linfocitos y anticuerpos saldrán arrastrados por la linfa de los ganglios alcanzando la circulación sanguínea que los distribuye por todo el organismo. Si un antígeno escapa del ganglio linfático y pasa de nuevo a circulación sanguínea podrá llegar al bazo, otro órgano linfoide secundario, donde será retenido y neutralizado.

15 Comentarios

    • Mi Sistema Inmune Contestar

      Gracias Paula,

      te animamos a continuar visitando nuestros contenidos.

      Saludos

  1. el sistema inmunologico puede ser bajo , medio o alto. o como se diria. o puede estar mas activo siempre.

    • Mi Sistema Inmune Contestar

      Hola Angeles,
      efectivamente, nuestro sistema inmune puede alterarse por alguna enfermedad u otra circunstancia y presentar hipoactividad o hiperactividad.
      Para que funcione bien y sea capaz de defendernos ante agresores externos debe estar equilibrado.

      Saludos

  2. Jazmín Rodríguez Contestar

    Aprendí muchísimo sobre el Timo órgano q no sabia que existia. Muchas gracias

    • Mi Sistema Inmune Contestar

      Hola Jazmin,
      muchas gracias por tu comentario, te animamos a continuar navegando por nuestro blog.

      Saludos

  3. Muy buena información, excelente para tareas o para informarse y encima con una foto del tema.

  4. Interesante pues mi niño tiene el sistema inmune debilitado, gracias por la colaboracion muy agradecida y sigo esperando las evaluaciones de los medicos acerca de ello mientras siempre es bueno para las madres buscar mas informacion.

    • Mi Sistema Inmune Contestar

      Hola Maria Chaile,
      nos alegramos que encuentres la información que necesitas en nuestro blog y te animamos a seguir visitándolo.

      Saludos

  5. Pingback: 4 respuestas sobre los macrófagos | MiSistemaInmune

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.