¿Qué son los eosinófilos?

EosinófiloLos eosinófilos son uno de los distintos tipos celulares que forma parte del sistema inmunitario. Estas células participan en la respuesta inmune ante infecciones, pero pueden estar implicadas en variedad de patologías, como procesos inflamatorios o alergias.

Los eosinófilos se producen en la médula ósea a partir de células madre y migran hacia la sangre, desde donde suelen dirigirse a órganos como el timo, el tracto gastrointestinal, las glándulas mamarias o el útero. No obstante, pueden llegar también a otros tejidos durante una respuesta inflamatoria. Estas células pueden ser activadas por diferentes moléculas, principalmente por citoquinas y quimiocinas como la interleuquina 5.

Los eosinófilos tienen distintas funciones. Son especialmente importantes en la defensa del huésped ante infecciones por helmintos, también llamados gusanos parásitos. Durante estas infecciones, los eosinófilos liberan diferentes sustancias que ayudarán a destruir el patógeno. Estas sustancias están contenidas en unos gránulos en el interior celular. También se ha sugerido su implicación en la respuesta contra algunos virus.

También son capaces de activar a los linfocitos T o inducir la producción de anticuerpos IgM en las células B, participando así en la respuesta inmune adaptativa.

Eosinófilos y enfermedad

Sin embargo, como se ha dicho al principio, los eosinófilos también pueden estar relacionados con diferentes enfermedades. Por ejemplo, son una característica común del asma. Como consecuencia de una respuesta alérgica, los eosinófilos migran hacia los pulmones y las vías respiratorias, donde liberarán sustancias que inducen un estrechamiento de estas vías. Por ende, la persona afectada tiene dificultades para respirar. También se ha observado que la acumulación de eosinófilos en el tracto gastrointestinal está asociado a enfermedades gástricas.

Así pues, los eosinófilos son células inmunes multifuncionales y están involucrados en variedad de procesos. Entre ellos, participan en funciones inmunes importantes pero también pueden ser causantes de enfermedades. Por tanto, es necesaria una estricta regulación del sistema inmunitario para asegurar un correcto funcionamiento de este tipo celular.

Bibliografía

  1. Rothenberg ME, Hogan SP: The eosinophil. Annu Rev Immunol 2006, 24:147–174.
  2. Rosenberg HF, Dyer KD, Foster PS: Eosinophils: changing perspectives in health and disease. Nat Rev Immunol 2013, 13:9–22.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies