Cuando se habla de la médula ósea, todos nos hacemos una idea aproximada de lo que puede ser, pero ¿qué es exactamente? La médula ósea es un tipo de tejido que se encuentra en el interior de los huesos. Se distinguen dos tipos de médula ósea:

  • Médula ósea roja: Se trata del tejido que se localiza en los huesos planos (vértebras, costillas, etc.). Su función consiste en crear, a partir de una sola célula madre hematopoyética pluripotencial, diversas células sanguíneas:
    • – Glóbulos blancos (leucocitos): se encargan de defendernos de las infecciones.
    • – Glóbulos rojos (también llamados hematíes y eritrocitos): transportan el oxígeno a todas las células.
    • – Y por último, las plaquetas: permiten que la sangre coagule con el fin de evitar hemorragias.
  • Médula ósea amarilla: se encuentra en los huesos largos. Además de ser el lugar donde se constituyen los adipocitos (células que forman el tejido adiposo) y hematíes,  cumple la función de ser una reserva de energía.

En los recién nacidos abunda la médula ósea roja (creación de defensas) porque es el momento donde el cuerpo está más indefenso y expuesto a posibles infecciones. A medida que crecemos, la médula ósea roja se sustituye por la médula ósea amarilla. Sin embargo, cuando el suministro de sangre es extremadamente bajo, la médula amarilla puede revertir en roja para producir más células sanguíneas. De esta forma, la misión de la médula ósea es ir regulando los niveles de estas células.

Cualquier parte de nuestro cuerpo es importante ya que todos tienen una función asignada para conseguir un engranaje perfecto. En el caso de que la médula ósea muestre algún tipo de alteración, podemos contraer enfermedades graves como anemia, trastornos hemorrágicos, anomalías de coagulación o leucemias crónicas.

Foto: Wikimedia – Autor: Stevenfruitsmaak

 

4 Comentarios

  1. La mayoría de las explicaciones y relatos que he leído apuntan a que la médula osea termina siendo objetivo del VIH. Incluso 2 pacientes con este virus hace años fueron curados con un trasplante de este tipo de tejido. ¿Es el VIH un huésped especial, solo para la médula osea?

    • Mi Sistema Inmune Contestar

      Hola Carlos,
      El virus VIH se introduce en los linfocitos CD4 y se reparte por varias partes del cuerpo. Cuando se reproduce dentro de los linfocitos y se liberan nuevos virus que infectarán nuevos linfocitos. Por tanto puede aparecer en otros lugares además de la médula ósea.

      Saludos

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies