Nuestro sistema inmune nos protege a lo largo de nuestra vida adaptándose a las distintas situaciones que van surgiendo, sean tanto fisiológicas (crecimiento, embarazo, etc.) como patológicas (infecciones, alergias, cáncer, etc.). Su función principal es reconocer aquellos elementos que son extraños a nuestro organismo y desencadenar una serie de acciones para controlarlos.

Durante el embarazo se produce en el cuerpo de la madre la implantación y el crecimiento de un ser distinto, fruto de la dotación genética de la madre pero también de la del padre. Para que el embarazo llegue a buen término, con madre e hijo sanos, se debe establecer una tolerancia entre los sistemas inmunes de ambos.

Por parte de la madre, entre los cambios que se producen en su cuerpo durante el embarazo se dan por ejemplo cambios hormonales que se traducen a nivel inmunológico en una disminución de la actividad citotóxica de las células Natural Killer y un aumento de la producción de citoquinas antiinflamatorias, favoreciendo así la viabilidad en la implantación fetal.

En el entorno fetal también se dan una serie de mecanismos protectores del ataque inmunológico materno. Por ejemplo, durante la remodelación del endometrio y desarrollo de la placenta se produce la destrucción (o apoptosis)  de algunas células. En este contexto, los macrófagos, realizan una función esencial al eliminar los restos celulares y evitar que se desencadene  una respuesta inflamatoria y al activar al mismo tiempo la producción de citoquinas antiinflamatorias como la IL-10.

A medida que va avanzando la edad gestacional, esas variaciones inmunológicas que hemos descrito van revirtiendo hacia el estado anterior al embarazo. El parto normal por vía vaginal y la lactancia materna ayudan al bebé a compensar las deficiencias que pueda tener su joven sistema inmune.

Bibliografía:

Robinson D.P., Klein S.L. Pregnancy and pregnancy-associated hormones alter immune responses and disease pathogenesis. Horm Behav. 2012 Aug; 62(3): 263–271.

Mor G., Abrahams VM. Potential role of macrophages as immunoregulators of pregnancy. Reprod Biol Endocrinol. 2003; 1: 119.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies