El Síndrome de Fatiga Crónica (SFC), también conocida como encefalomielitis miálgica, es una enfermedad multisistémica que afecta de forma progresiva al sistema inmunitario, neuroendocrino y cardiovascular. El SFC se caracteriza por un estado de cansancio persistente. Además pueden aparecer otros síntomas como debilidad, dolor muscular y articular, deterioro de la memoria e insomnio. Este tipo de enfermedad representa un verdadero desafío tanto en el momento del diagnóstico como en el tratamiento.

Fatiga crónica: una enfermedad con múltiples causas

Hasta el momento, no se conoce la causa exacta de la enfermedad pero sí que se puede categorizar con una etiología multifactorial, es decir, el desarrollo y la progresión del SFC se deben a diferentes factores predisponentes, desencadenantes y perpetuantes1:

  • Factores predisponentes: Existen evidencias de perfiles genéticos específicos que pueden favorecer la aparición del SFC. En un estudio de 2006, se relaciona el SFC con polimorfismos (alteraciones) en diferentes genes que controlan tanto vías metabólicas como también vías implicadas en la respuesta inmune y neuroendocrina2.
  • Factores desencadenantes: Uno de los factores que se considera como desencadenante de la fatiga crónica es el virus de Epstein-Barr, así como también otras infecciones como el parvovirus, el Toxoplasma gondii. Aparte de las infecciones víricas y bacterianas, la exposición a sustancias tóxicas constituye otro de los factores implicados. Por último, apuntar que el shock físico o traumático favorece también la aparición del SFC3.
  • Factores perpetuantes: Además de una toxicidad elevada, la intolerancia alimentaria, la disbiosis intestinal (desregulación de la flora intestinal)  y la mala absorción intestinal pueden influir negativamente en el desarrollo y la progresión de la enfermedad4.

Enfoques terapéuticos en fatiga crónica

Al tratarse de una enfermedad compleja, es muy importante que se analicen los factores de riesgo de cada paciente, en especial el funcionamiento del tubo digestivo y los procesos patológicos, para poder establecer una estrategia terapéutica adaptada a cada uno. Al observarse en muchos casos alteraciones en el sistema inmune, la Micro-Inmunoterapia puede contribuir a la recuperación y restauración del sistema inmunológico. Es importante recordar que este tipo de método terapéutico se basa en la administración de citoquinas y otras sustancias inmunoreguladoras en diluciones perifisiológicas, respetando los mecanismos naturales del organismo.

Además del control inmunitario, existen otros pilares fundamentales en el tratamiento de pacientes con síndrome de fatiga crónica: el control de la actividad digestiva/absorción, el control metabólico, el control endocrino, el control de la inflamación, el control de la oxidación y el control energético.

De esta forma, con un abordaje multidisciplinar se puede restablecer equilibrio entre los diferentes sistemas del organismo y mejorar la calidad de vida de los pacientes con SFC de manera notable.

 

Bibliografía

  • Prins JB, van der Meer JW, Bleijenberg G. Chronic fatigue syndrome. Lancet. 2006 Jan 28;367(9507):346-55.
  • Goertzel BN, Pennachin C, Coelho LS, Gurbaxani B, Maloney EM, Jones JF. Combination of single nucleotide polymorphisms in neuroendocrine effector and receptor genes predict chronic fatigue syndrome. Pharmacogenomics 2006;7:475–83.
  • Wyller VB. The chronic fatigue syndrome-an update. Acta Neurol Scand Suppl. 2007;187:7-14.
  • Klimas NG, Koneru AO. Chronic fatigue syndrome: inflammation, immune function, and neuroendocrine interactions. Curr Rheumatol Rep. 2007 Dec;9(6):482-7.

Autora: Dra. Josepa Rigau (Tarragona)

2 Comentarios

  1. Hola
    Entonces el buen funcionamiento del tubo digestivo es fundamental para esta enfermedad?
    Un salulo
    Cristina

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies