Algunos ya consideran que damos la bienvenida al mes septiembre en plena segunda oleada de la COVID-19. Al mismo tiempo, con este mes se anuncian poco a poco las bajadas de temperatura, la vuelta al cole, al trabajo, a las rutinas, a los horarios… es decir, llegan nuevos momentos de adaptación, nervios por la vuelta, y también volverán sin duda otras infecciones típicas del otoño e invierno. No hay que tenerles miedo. Hay que tomar medidas de prevención.

Nuestro sistema inmune nos protege a diario de forma natural frente a muchos de los desafíos con los que nos encontramos, también frente a infecciones. Un sistema inmune competente es sin duda la mejor defensa1. Por eso hay que protegerlo, mimarlo, cuidarlo y reforzarlo.

La microinmunoterapia es un tratamiento que utiliza el mismo lenguaje que el sistema inmunitario y que busca ayudarle a restaurar o reforzar su respuesta natural frente a los virus.

Una respuesta inmune imperfecta

Mantener nuestro sistema inmune en forma es el pilar de toda estrategia de prevención. Hoy no tenemos contestación aún para muchos de los interrogantes que nos presenta la COVID-19, sin embargo lo que sí ha sido evidente en estos pasados meses es que la respuesta del sistema inmune es determinante en su evolución y pronóstico. Por eso son múltiples los estudios que tratan de comprender en mayor detalle cómo reacciona nuestro sistema inmune ante este virus específicamente.

Por un lado, parecen ser varios los factores que influyen en la gravedad de los síntomas. Desde no tener ningún síntoma o presentar síntomas leves a moderados, en el 80% de los infectados, hasta presentar cuadros graves, que pueden llevar a hospitalización e incluso letalidad. La edad, patologías previas como la diabetes, la hipertensión o problemas pulmonares, son algunos de esos factores.

Se investiga actualmente cómo reacciona la respuesta inmune antiviral mediada por citoquinas como los interferones, importantes en la primera fase de defensa del cuerpo ante una infección viral2. Se intenta comprender qué ocurre con la producción de anticuerpos y si estos pueden o no mantenerse en el tiempo. También se investiga el estado de la respuesta inmune adaptativa celular, mediada por linfocitos, y si estos tendrían también algún tipo de “memoria inmunológica” frente a una segunda infección3. Paralelamente, sabemos que el agravamiento de la situación clínica en la COVID se relaciona con una secreción excesiva de mediadores inmunoinflamatorios o “tormenta de citoquinas”, y hoy esto ya se ha relacionado con una hiperactivación de algunas células inmunes, como los macrófagos.

No se dispone de tratamiento específico para la COVID, pero las estrategias de inmunoterapia hoy abren un gran abanico de posibilidades terapéuticas.

La microinmunoterapia, un apoyo para el sistema inmune

La microinmunoterapia es un tratamiento dirigido a regular la inmunidad, que es recomendado por profesionales sanitarios cuando existe un desequilibrio inmunitario con el objetivo de:

  • Aportar un refuerzo general al sistema inmunitario y sostenerlo en situaciones de déficit de respuesta inmunológica
  • Prevenir infecciones respiratorias
  • Regular el sistema inmune en infecciones agudas, crónicas y/o recurrentes

Los medicamentos de microinmunoterapia se componen de dosis bajas, próximas a las fisiológicas, de citoquinas y otros mediadores inmunológicos, para transmitir información al organismo y regular su respuesta. Son medicamentos con buena tolerabilidad, y compatibles con otros tratamientos o medidas de suplementación.

La microinmunoterapia es un tratamiento de valor que respeta el funcionamiento del cuerpo y que puede acompañar otros enfoques de prevención destinados a apoyar la inmunidad frente a infecciones virales: como una buena alimentación, hábitos de vida saludables, medidas de suplementación o complementación nutricional, deporte, ejercicios de gestión del estrés, una buena higiene, distanciamiento, etc., así como usarse en sinergia con otras herramientas terapéuticas.

No se debe interrumpir la toma de otros tratamientos por el hecho de tomar un medicamento de microinmunoterapia. Consulte siempre con su médico o profesional sanitario antes de tomar este u otros tratamientos.

Bibliografía:

  1. Ishikawa, T. Los misterios del sistema inmunitario. ¿Cómo protege nuestro cuerpo? Edición traducida al español de la Federación Europea de Sociedades de Inmunología 2014.
  2. Hadjadj, J. et al. Impaired type I interferon activity and inflammatory responses in severe COVID-19 patients. Science 07 Aug 2020. 369(6504):718-724.
  3. Le Bert, N., Tan, A.T., Kunasegaran, K. et al. SARS-CoV-2-specific T cell immunity in cases of COVID-19 and SARS, and uninfected controls. Nature 584, 457–462 (2020).

Artículos relacionados:

Prevenir o curar

¿Cómo fortalecer el sistema inmune ante infecciones de forma natural?

¿Cómo prevenir las infecciones invernales gracias a la microinmunoterapia?

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies