El sistema inmune nos defiende activamente contra patógenos como los virus y otros agentes dañinos pero también es el responsable de que toleremos elementos extraños beneficiosos como son los alimentos, la flora intestinal e incluso los tejidos propios evitando mecanismos de autoinmunidad. Así, en su óptimo funcionamiento, es capaz de mantener la balanza entre estas respuestas en el justo equilibrio.

LA MICROINMUNOTERAPIA 

En los tiempos que corren en medio de una pandemia y con el aumento de enfermedades autoinmunes y crónicas, es necesario disponer de terapias con las que abordar un posible desajuste inmunológico agudo o crónico. La inmunoterapia en bajas dosis o microinmunoterapia es una terapia inmunológica específica y respetuosa con el funcionamiento natural del organismo, que es compatible con otros tratamientos, pudiendo integrarse en la práctica clínica cotidiana del profesional sanitario.

COMPOSICIÓN Y DOSIS DE LOS TRATAMIENTOS DE  MICROINMUNOTERAPIA 

En su composición se utilizan sustancias inmunomoduladoras como las citoquinas que son las moléculas de señalización propias del sistema inmune, que regulan sus reacciones y la homeostasis inmunitaria. También utilizan ácidos nucleicos como los ácidos nucleicos específicos SNA® con la función de despertar la respuesta inmune e interferir en la expresión de un gen implicado en una determinada patología o trastorno. Estos ingredientes activos se utilizan en una combinación específica para actuar de manera coordinada, al igual que ocurre en el organismo, donde los elementos no funcionan por separado, si no que la respuesta final depende del microambiente de citoquinas y mensajeros.

Estas moléculas, sintetizadas con técnicas modernas de biotecnología, se encuentran en concentraciones muy bajas similares o inferiores a las que hay en el organismo sano con lo que se pretende conseguir eficacia sin efectos adversos.

TERAPIA SECUENCIAL

Los tratamientos de microinmunoterapia se toman en un determinado orden, siguen una secuencia específica, cuyo objetivo es transmitir una información ordenada en el tiempo, imitando la respuesta inmune. De esta manera se busca regular y educar al sistema inmune para que recupere su equilibrio. Para facilitar la toma, las cápsulas se encuentran numeradas según el orden en el que se deben administrar.

ADMINISTRACIÓN SUBLINGUAL

Los medicamentos de microinmunoterapia se toman por vía sublingual, lo cual presenta varias ventajas:

  • La fina mucosa sublingual no está queratinizada y está muy bien irrigada, por lo que los componentes de las fórmulas se absorben rápidamente.
  • Es una zona inmunológicamente muy competente ya que es lugar donde se encuentran células presentadoras de antígenos capaces de inducir respuestas locales y sistémicas.
  • Es una vía no invasiva, rápida y cómoda, que nos permite administrar el tratamiento de manera fácil, en todos los grupos de edad.  

CONCLUSIÓN

En resumen, la microinmunoterapia tiene el objetivo de reequilibrar el sistema inmune utilizando dosis bajas de sustancias inmunológicas. Además, gracias al diseño específico de los medicamentos de microinmunoterapia, es posible acercarse al funcionamiento natural del sistema inmune.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.