¿Por qué cuidar del sistema inmune durante el cáncer de mama?

Closeup of a Woman Wearing Breast Cancer Awareness StickerEl cáncer de mama es el tipo de neoplasia más frecuente en la mujer, con una incidencia de 27000 casos nuevos en España (1). Sin embargo, el panorama actual de esta enfermedad ha cambiado mucho en estos 20 últimos años. Hoy en día podemos hablar de un 85-90 % de mujeres libres de patología a los 5 años del diagnóstico (2). Podemos decir, por tanto, que el cáncer de mama puede llegar a curarse.

Esta mejora en el pronóstico de la enfermedad se ha debido, entre otros, a los siguientes factores:

  1.     Detección precoz de la enfermedad a través de campañas dirigidas a toda la población (3).
  2.     Aplicación de cirugía en los primeros estadios gracias a la detección precoz.
  3.     Investigación en la patología y conocimiento de los subtipos de cáncer de mama (4).
  4.     Aparición de tratamientos farmacológicos selectivos para cada subtipo.
  5.     Posibilidad de realizar estudios genéticos para seleccionar el tratamiento más adecuado según el caso.

Sin embargo, a pesar de la creciente selectividad y mejora de la eficacia de  dichos tratamientos, hay que tener en cuenta que aún hoy en día aparecen efectos adversos en muchas ocasiones. El sistema inmune es uno de los más perjudicados durante el tratamiento de la patología.

La cirugía y los tratamientos de radioterapia debilitan las defensas, pero es la quimioterapia el tratamiento de mayor impacto sobre el sistema inmunitario. Por este motivo es necesario cuidarlo y mantenerlo en buenas condiciones, que ayudarán sin duda a la buena evolución de la enfermedad.

Uno de los beneficios más importantes para el sistema inmune es dormir lo suficiente, un sueño de calidad y en cantidad es un factor positivo para la defensa del organismo frente a infecciones. También una nutrición sana y equilibrada, incluso en periodos sin apetito, y adaptada a la patología y a la persona, dotará al organismo de la energía necesaria para recuperarse. El ejercicio moderado adecuado a la situación ha demostrado ser beneficioso para el sistema inmune también. Además, se debe intentar reducir el estrés, si es preciso con técnicas de relajación o psicoterapia (5).

Asimismo, la microinmunoterapia puede aportar al sistema inmune un refuerzo importante. Los medicamentos de microinmunoterapia están elaborados a partir de citoquinas y otros mediadores inmunológicos a bajas dosis, y su objetivo es regular el sistema inmune en distintas patologías, actuando de manera sinérgica con el resto de tratamientos utilizados, dentro de una estrategia terapéutica global y personalizada.

BIBLIOGRAFIA

1.REDECAN. Red Española de Registros de Cáncer. [último acceso el 19/01/17]. Accesible en: http://redecan.org/es/index.cfmRead more at https://www.seom.org/es/prensa/el-cancer-en-espanyacom/105941-las-cifras-del-cancer-en-espana-2017?showall=1#OQhtLSf1ffIb7RgI.99

2. https://www.seom.org/los-avances-en-cancer-de-mama

3.https://www.aecc.es/SobreElCancer/CancerPorLocalizacion/CancerMama/guiapacientesmama/Paginas/Guiaparapacientes.aspx

4.Arrechea Irigoyen, M.A., Vicente García, F., Córdoba Iturriagagoitia, A., Ibáñez Beroiz, B., Santamaría Martínez, M., & Guillén Grima, F.. (2011). Subtipos moleculares del cáncer de mama: implicaciones pronósticas y características clínicas e inmunohistoquímicas. Anales del Sistema Sanitario de Navarra, 34(2), 219-233.

5.http://www.breastcancer.org/es/consejos/inmunitario/cancer/quimioterapia

¡Compártelo en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
CERRAR