Estamos viviendo unos momentos extraños. Nunca nos hubiéramos imaginado, hace unos meses, cuánto iban a cambiar nuestras vidas y nuestro modo de afrontar el día a día. Las circunstancias actuales nos enseñan una vez más que todo puede cambiar en un momento y que el ser humano tiene siempre la capacidad de adaptación y de superación.

Los expertos nos recomiendan buscar espacios y actividades que mantengan nuestras cabezas ocupadas y que mejor influyan en nuestro estado de ánimo.

Un equipo dirigido por el Prof. Daniel J. Levitin del departamento de Psicología de la Universidad McGill en Canadá ha podido demostrar, después de revisar 400 artículos de investigación en neuroquímica sobre la música, que tocar y escuchar música tiene claros beneficios tanto para la salud física como mental1.

¿Como puede la música ayudar a nuestra salud?

  1. Contribuye a mejorar el sistema inmune: varios estudios han demostrado que la música reduce los niveles de cortisol, la hormona del estrés que afecta al sistema inmune. Estimula las células natural killer, linfocitos especializados en la detección y destrucción de los organismos invasores como bacterias y virus, y también favorece la producción de plaquetas, tan importantes en la función sanguínea1,2.
  2. Escuchar música mejora nuestra salud cardiovascular, aumentando la producción de óxido nítrico que favorece la dilatación de vasos sanguíneos3.
  3. Libera endorfinas, los neurotransmisores que se encargan de hacernos sentir bienestar y felicidad, actuando como analgésicos naturales1.
  4. Mejora la salud cognitiva aumentando la comunicación neuronal, la elasticidad y la plasticidad del cerebro4.
  5. Juega un papel en la regulación de la motilidad gástrica e intestinal, la moderación de los síntomas gastrointestinales relacionados con el cáncer2.
  6. Protege del envejecimiento cerebral: según un estudio del Frontiers in Human Neuroscience, practicar con un instrumento musical reduce los efectos del deterioro mental asociado al envejecimiento. Los resultados de esta investigación mostraron que los adultos que habían tocado un instrumento en la infancia durante 10 años superaban a los no músicos en las pruebas de memoria y capacidad cognitiva5.

Más allá de estas publicaciones, cabe resaltar que los beneficios que sentimos ya en nuestra vida cotidiana al escuchar música. Por ejemplo, en la práctica de deporte, la música tiene la capacidad de desviar nuestra atención del esfuerzo y del dolor disminuyendo la sensación de fatiga y cansancio.

Se ha demostrado igualmente que en niños, la música estimula las comunicaciones visuales y verbales, natural favorece el aprendizaje y aviva la creatividad6.

La lista podría ser mucho mas larga ya que estos son solo algunos de los beneficios que puede aportar la música a tu salud… ¡búscale un sitio a la música en tu vida y disfruta!

Bibliografía

  1. Chanda, M.L., Levitin, D.J. The neurochemistry of music. Trends in Cognitive Sciences. 2013; 17(4):179-193
  2. Yamasaki, A. Booker, A. Kapur, V. et al. The impact of music on metabolism. Nutrition. 2012; 28(11-12):1075-1080.
  3. European Society of Cardiology. Listening to favorite music improves endothelial function in CAD. Online News release. ESC Congress 2013. Disponible en : [https://www.eurekalert.org/pub_releases/2013-09/esoc-ltf083013.php]
  4. Wan C.Y., Schlaug G. Music making as a tool for promoting brain plasticity across the life span. Neuroscientist. 2010; 16(5):566-577.
  5. Hanna-Pladdy, B. , Gajewski, B. Recent and Past Musical Activity Predicts Cognitive Aging Variability: Direct Comparison with General Lifestyle Activities. Front Hum Neuroscience. 2012; 198.
  6. Campbell, D. The Mozart Effect[R] for Children: Awakening Your Child’s Mind, Health, and Creativity with Music. William Morrow Paperbacks. 2002

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.