La micronutrición estudia la influencia de los componentes básicos de la alimentación sobre el equilibrio del organismo. A través de un reequilibrado y/o de una suplementación alimentaria permite conservar o recuperar nuestro bienestar. Y cuando se asocia a la microinmunoterapia, se inscribe en una estrategia global de intervención.

La micronutrición, un enfoque personalizado, muy completo y accesible a todos

Hace unas décadas, solamente se tenían en cuenta los macronutrientes, que aportan energía al cuerpo (proteínas, glúcidos, lípidos). En cambio, hoy en día los nutricionistas, los médicos y otros especialistas cada vez tienen más en cuenta la importancia de los micronutrientes, que no aportan energía pero son indispensables para la vida (vitaminas, minerales, oligoelementos, ácidos grasos, aminoácidos…). Así nació la micronutrición, un nuevo enfoque que consiste en satisfacer las necesidades de micronutrientes del organismo a través de una alimentación personalizada, asociada si es necesario a la suplementación con complementos alimentarios. Se basa en las investigaciones realizadas alrededor de los vínculos existentes y comprobados entre la alimentación, la salud y la prevención.

Esta disciplina abierta está especialmente adaptada para tratar de forma personalizada y única todos los problemas que afectan a nuestra calidad de vida, nuestro bienestar, nuestros trastornos cotidianos, pero también para prevenir y tratar las enfermedades modernas.

La micronutrición, además de su enfoque preventivo a través de un acompañamiento nutricional, ha resultado ser especialmente adecuada en casos de trastornos funcionales, ya sean aislados (trastornos del estado de ánimo y del sueño, trastornos digestivos, infecciones crónicas…), complejos (fibromialgia, síndrome de fatiga crónica, sobrepeso y obesidad rebelde, abstinencia…) o patológicos (enfermedades cardiovasculares, enfermedades degenerativas…).

Micronutrición y microinmunoterapia, una sinergia ideal

La microinmunoterapia propone un enfoque innovador: recuperar la salud gracias a la acción de los mecanismos de autorregulación del organismo, a través de la modulación del sistema inmunitario, que a su vez funciona mejor cuando se restablecen los niveles adecuados de micronutrientes.

Así, el punto de encuentro de donde proviene la sinergia de estas dos terapias es evidente. Se trata de la calidad de la respuesta del sistema inmunitario, que depende de dos factores: su intensidad y su modulación. La primera se ve influida por los niveles de micronutrientes, y la segunda está regulada por las moléculas que componen el arsenal de la microinmunoterapia.

La combinación sinérgica de estos dos tratamientos adaptada a las necesidades de cada paciente ayuda a mejorar considerablemente su calidad de vida, sobre todo de los que sufren enfermedades crónicas.

Bibliografía

[1]       P. C. Calder, “Feeding the immune system,” Proc Nutr Soc, vol. 72, no. 3, pp. 299–309, 2013.

[2]       Ruíz Pérez, A. “Sinergia entre Micronutrición y Micro-Inmunoterapia”, Carta informativa de la Micro-inmunoterapia, Asociación Española de Micro-Inmunoterapia, Mayo 2015.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies