La medicina integrativa es un modelo de asistencia sanitaria que busca estudiar el caso de cada persona, desde una perspectiva global, integrando o aunando todos los conocimientos disponibles en el tratamiento de cada paciente, en base a sus necesidades y características individuales.

Se centra en buscar y tratar la causa del problema de salud, más allá de los síntomas, siempre que sea posible. Además, incluye, como parte del enfoque, estrategias de prevención de la enfermedad, de vital importancia hoy en día teniendo en cuenta el avance de muchos países hacia una sociedad envejecida, con pluripatología, y donde los trastornos de carácter crónico cobran un mayor protagonismo.

Como su propio nombre indica, un enfoque integral aúna también todos los aspectos de la vida del paciente. Esto implica también que como parte de las estrategias de salud, pueden derivarse cambios o modificaciones en el estilo de vida de la persona, en su alimentación, etc. Un enfoque integrativo busca por tanto dar un rol protagonista al paciente en el cuidado de su salud, implicándose de forma activa en su proceso.

Características principales de la medicina integrativa

  • Visión global: aboga por una visión total del paciente (su dieta, su estilo de vida, antecedentes, etc.) para restablecer el equilibrio entre cuerpo y mente.
  • Asistencia médica personalizada: los profesionales sanitarios deben adaptar su estrategia terapéutica a las necesidades individuales de cada paciente. De esta forma, se puede determinar con mayor exactitud el foco del problema para erradicarlo.
  • Asesoramiento de estilo de vida, dieta y comportamiento: la motivación del paciente a implementar cambios saludables en su estilo de vida, dieta y comportamiento es esencial. Las ventajas son múltiples, como por ejemplo manejar mejor el estrés o prevenir y/o tratar ciertos procesos patológicos.
  • Empoderamiento del paciente: la medicina integrativa pone en relieve la figura del paciente como pilar central en el proceso de curación. Ayudar a pacientes a entender su patología y las causas que llevaron al desarrollo de ésta así como formarlos en hábitos de vida saludables, favorecen la implicación del paciente en el proceso de recuperación y su propia autonomía. 
  • Enfoque centrado en potenciar la capacidad de curación y autoregulación del propio organismo u homeostasis: para mantener equilibrado el estado interno del organismo, adaptándose a unas condiciones cambiantes.

El sistema inmune en un contexto integrativo

La sociedad actual se enfrenta a desafíos y nuevas problemáticas de salud como el envejecimiento de la población, el aumento de las enfermedades crónicas y persistentes, la comorbilidad aumentada, o los elevados costes de hospitalización. Una situación como esta reclama cada vez más la posibilidad de combinar de forma sinérgica distintos enfoques, de forma compatible y adaptada, que busquen promover la salud y su mantenimiento.

El sistema inmunitario es un pilar central en la salud. Se encuentra envuelto en multitud de procesos de defensa y de tolerancia. Es el que mantiene el organismo en salud y el que alerta de una enfermedad. Un sistema inmune en forma es imprescindible para un organismo sano y funcionando de forma óptima. Por ello, contar con tratamientos específicamente dirigidos a tratar y apoyar el sistema inmunitario, de forma respetuosa con su buen funcionamiento, es fundamental. En este sentido, la microinmunoterapia es una terapia dirigida a regular específicamente los componentes inmunitarios, que puede integrarse en toda estrategia terapéutica, en el marco de aquellas enfermedades que cursan con un desequilibrio del sistema inmunitario como patologías infecciosas, inflamatorias o autoinmunes, entre otras.  

¿Quieres saber más sobre la microinmunoterapia?

Bibliografía

  1. Estrategia de la OMS sobre medicina tradicional 2014-2023. Accesible en: https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/95008/9789243506098_spa.pdf;jsessionid=C02E36E2A3C617E53B5CB261FEEA5065?sequence=1

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.