La investigación sobre la biología del sueño va demostrando de manera clara la importancia de este proceso vital para la salud integral del ser humano. Así, lo que antes se consideraba como una fase pasiva sin más, se ha visto que durante el sueño se producen importantes modificaciones del funcionamiento del organismo.

En nuestro post anterior comentamos la estrecha relación que existe entre el sistema inmune y el proceso del sueño. En el artículo de J.Westermann de la Universidad de Luebeck, se propone que el sueño profundo puede fortalecer la memoria del sistema inmune sobre los antígenos con los que ha entrado en contacto.

Según Westermann y su equipo, se puede establecer un paralelismo en la consolidación de la memoria psicológica e inmunológica. Aunque los dos dominios responden a diferentes situaciones ambientales, ambos sistemas, nervioso e inmunológico, comparten funciones básicas de la memoria.

En el dominio psicológico, la reactivación neuronal de la memoria durante el sueño promueve, por un lado, la redistribución de las representaciones, que inicialmente se almacenaron en circuitos del hipocampo, hacia el neocórtex, para su almacenamiento a largo plazo, así como la selección de los recuerdos relevantes y eliminación de los no relevantes.

En el sistema inmune se recuerda un contacto con un antígeno creando células T de memoria que duran meses o años y ayudan al cuerpo a reconocer una infección previa respondiendo rápidamente en caso de nuevo contacto. Dichas células parece que captan la información esencial sobre los patógenos que les permite diferenciar nuevos patógenos similares a los previamente encontrados. Estudios en humanos han demostrado que el sueño promueve la redistribución de las “memorias antigénicas”, sostenidas inicialmente por las células presentadoras de antígenos, a las células T, que a su vez sirven como almacén a largo plazo.

En ambos dominios, psicológico e inmunológico, el sueño favorece la consolidación de la memoria que proporcionaría una información abstracta y  generalizada, lo que conduce a respuestas adaptativas de comportamiento e inmunológicas.

Bibliografía:

Westermann et al. System Consolidation during Sleep–A Common Principle Underlying Psychological and Immunological Memory Formation. Trends in Neurosciences (2015) Oct;38(10):585-97. doi: 10.1016/j.tins.2015.07.007.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies