Cómo ya hemos mencionado en otros artículos, una dieta sana, la práctica de ejercicio físico, la gestión del estrés son elementos claves para el equilibrio de nuestro sistema inmune y una longevidad saludable.

En este artículo nos centraremos en los beneficios del ejercicio físico sobre nuestra salud, y en los riesgos que una vida sedentaria conlleva.

Riesgos del sedentarismo

Según la OMS, la inactividad física constituye el cuarto factor de riesgo más importante de mortalidad en todo el mundo junto con la hipertensión arterial, el consumo de tabaco, la glucemia alta y la obesidad, ya que se asocia con diferentes enfermedades crónicas. Los gobiernos de todo el mundo están reconociendo el gran impacto de la inactividad física en la salud y los gastos relacionados con la salud. Esto ha llevado a la elaboración de directrices globales y nacionales para la realización de actividad física.

En España, el Consejo Superior de Deportes puso en marcha el Plan A+D, un instrumento creado con el fin de garantizar al conjunto de la población española el acceso universal a la práctica deportiva de calidad, ayudando así a promover hábitos de vida activos y saludables.

Beneficios de la actividad física

Está demostrado que la actividad física practicada con regularidad reduce el riesgo de diferentes enfermedades como cardiopatías coronarias y accidentes cerebrovasculares, diabetes de tipo II, hipertensión, enfermedades musculoesqueléticas, depresión, para nombrar sólo algunas.

¿Cómo confiere el ejercicio sus beneficios para la salud y la longevidad?

– Disminuye la tensión arterial y previene la hipertensión

– Aumenta el volumen de la sangre que circula por todo el sistema vascular y contrarresta la formación de sedimentos en las paredes de los vasos

– Mejora la circulación, respiración, digestión y acelera el metabolismo.

– Aumenta el consumo de grasas durante la actividad con lo que contribuye a la pérdida de peso.

– Mejora la sensibilidad a la insulina.

– Incrementa la fuerza, flexibilidad, resistencia y densidad de los huesos.

– Incrementa la fuerza y resistencia de los músculos.

– Aumenta la sensación de bienestar, estimulando la liberación de endorfinas.

– Disminuye el estrés mental.

– Refuerza el sistema inmune, etc.

Ejercicio físico e inmunidad

Practicar algún deporte o hacer actividad física de forma moderada ayudan al sistema inmune a mantener su equilibrio y eficacia. Según un artículo publicado en 2011, en el “American Journal of Lifestyle Medicine”, la práctica de ejercicio moderado tiene efectos positivos en el sistema inmune: mejora la recirculación de inmunoglobulinas, neutrófilos, y células asesinas naturales (en inglés Natural Killer), y por tanto aumenta la resistencia a infecciones y al crecimiento tumoral.

En resumen se puede decir, que practicar actividad física moderada está relacionado con la protección contra diferentes enfermedades, una mejora en la calidad de vida y un aumento en la longevidad.

Somos responsables de nuestro propio bienestar. Andar, trabajar en el jardín, bailar, jugar con los niños, hacer deporte – 30 minutos de actividad física por día (1 hora para niños y adolescentes) son suficientes para mejorar y mantener un buen estado de salud.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies