¿Qué papel juegan las plaquetas en el sistema inmune?

Primera línea de defensa ante las heridas

Las plaquetas o trombocitos son células muy simples que se forman a partir de la fragmentación de una célula precursora más grande en la medula ósea. Estas células migran posteriormente a la sangre que es donde permanecerán para realizar su función principal: mantener la hemostasia, que es la respuesta del organismo que permite detectar y controlar las posibles hemorragias.

A pesar de ser células simples tienen múltiples funciones, entre ellas: reclutar otras plaquetas para que se adhieran entre ellas y así taponar la herida, producir vasoconstricción para reducir la pérdida de sangre y facilitar el paso de las células del sistema inmunitario al tejido lesionado, activar la regeneración de tejido dañado1 y poner en marcha la respuesta inmune innata2.

Defensoras innatas en el sistema inmune

En el momento en el que se forma una rotura en un vaso sanguíneo o se produce una herida, las plaquetas se adhieren para formar un coágulo o tapón plaquetario y detener la hemorragia. Una vez unidas se activan y segregan citoquinas  y quimiocinas, varios mediadores inflamatorios y otras moléculas señalizadoras como la serotonina, que será la encargada de producir vasoconstrición. Otros leucocitos circulantes también quedarán aferrados a la acumulación de plaquetas y a su vez, al igual que ellas, provocarán la atracción de más células inmunitarias3 para detectar, en el caso de que existiera, un posible agente infeccioso y reparar el tejido dañado.

De hecho, las plaquetas poseen en su superficie receptores de tipo Toll que les permiten detectar bacterias y activar2 la respuesta inmune .

Así pues, las plaquetas, como vemos, son esenciales para respuestas inmunes inespecíficas relacionadas con las heridas. Es importante que estas células se mantengan dentro de un equilibrio porque una carencia provocaría hemorragias excesivas mientras que un exceso crearía coágulos sanguíneos, que podrían inducir a trombos.

Bibliografía

  1. Barrientos, S., Stojadinovic, O., Golinko, M. S., Brem, H. & Tomic-Canic, M. Growth factors and cytokines in wound healing. Wound Repair Regen. 16, 585–601 (2008).
  2. Cox, D., Kerrigan, S. W. & Watson, S. P. Platelets and the innate immune system: Mechanisms of bacterial-induced platelet activation. J. Thromb. Haemost. 9, 1097–1107 (2011).
  3. Gawaz, M. et al. Platelets in inflammation and atherogenesis Find the latest version : Review series Platelets in inflammation and atherogenesis. J. Clin. Invest. 115, 3378–3384 (2005).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies