Pasar un invierno sano y divertido

Pasar un invierno sano y divertido
Con la llegada del invierno no solo bajan los termómetros y se instala el frío, sino también aumentan los casos de infecciones ORL y de las vías respiratorias. Las más comunes son la gripe, la faringitis, la amigdalitis, la otitis o la bronquitis.

Estas molestias invernales ocurren en la mayoría de casos como consecuencia de la penetración de un virus en nuestro organismo. Entre los virus más frecuentes implicados en la aparición de estas enfermedades están los rinovirus, los virus de la influenza, los de la parainfluenza, el virus sincitial respiratorio y los adenovirus.

¿Por qué estas infecciones son más frecuentes en invierno?

La humedad y el frío constituyen elementos propicios para el desarrollo de estos microorganismos, provocando además un debilitamiento del sistema de defensa natural que tenemos en la nariz. La nariz está cubierta de unos pelillos, llamados “cilios” cuya función principal consiste en retener y expulsar los microorganismos que intentan entrar en nuestro organismo. Con la llegada del frió la movilidad de estos disminuye, lo que nos hace más vulnerables ante ataques por parte de virus. Otros factores como la falta de ventilación o la concentración de personas en espacios cerrados aumentan el riesgo de contagio. Es por eso que enfermamos más en invierno.

El número de infecciones en niños es mayor. ¿Por qué?

Sin embargo, los más proclives a contraer estas infecciones son los niños. El sistema inmunitario de estos aún es inmaduro, por lo que tiene que aprender primero cómo hacer frente a estas agresiones. Sin embargo, este enfrentamiento es necesario para el desarrollo del sistema inmunitario, entrenándolo y fortaleciéndolo para poder reaccionar de forma más adaptada ante agresores más nocivos.

Para combatir las infecciones virales, el sistema inmunitario responde con una inflamación local, siendo la fiebre el síntoma más común de esta respuesta. La elevación de la temperatura corporal ayuda a destruir a los gérmenes que causan las infecciones. Sin embargo, en muchos casos, especialmente en niños, se recurre demasiado rápido a medicamentos para el tratamiento de la fiebre y a antibióticos impidiendo que el sistema inmune desarrolle su función de manera natural.

Enfoque de la Micro-Inmunoterapia

Lo que se necesita en verdad es sostener al sistema inmunitario para que éste pueda garantizar la defensa correcta de nuestro organismo. Este es el enfoque que propone la Micro-Inmunoterapia, tanto en niños como en adultos. Transmitir al sistema inmunitario el mensaje adecuado para que este pueda desenvolver todo su potencial y nos proteja de forma eficaz y duradera de cualquier infección, evitando las recaídas.

Lo único que queda por hacer es disfrutar de los encantos del invierno junto a la familia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies