Nutrición y marcadores inmunológicos

Nutrición y marcadores inmunológicosCada vez está más demostrado que la nutrición es un factor condicionante en la puesta en marcha de la respuesta inmune. Existen datos epidemiológicos que relacionan déficits nutricionales con desequilibrios a nivel inmunitario y un incremento del riesgo de infecciones. Precisamente, hoy en día se están desarrollando pruebas inmunológicas que pueden utilizarse para el diagnóstico de problemas del estado nutricional, y viceversa: análisis nutricionales que pueden alertar de déficits a nivel inmunitario. También existen herramientas de seguimiento de las intervenciones terapéuticas realizadas en estos ámbitos.

Algunos ejemplos de marcadores inmunológicos que orientan sobre el estado nutricional son:

  • Medición ecográfica del timo. El epitelio del timo puede llegar a deteriorarse en un estado de desnutrición. Con ello se pueden producir problemas para la correcta diferenciación y maduración de las células del timo, así como alteraciones a nivel de sus funciones inmunitarias. (1)
  • Análisis de subpoblaciones linfocitarias y tipaje linfocitario. El número de linfocitos T disminuye en casos de desnutrición calórico-proteica, además se produce un aumento de los linfocitos T inmaduros. Específicamente la subpoblación de linfocitos T Helper parece ser la más afectada en estas situaciones. (1)
  • Pruebas cutáneas de alergia como el prick test salen alteradas cuando se realizan en personas malnutridas y pueden dar falsos negativos por una falta de respuesta del sistema inmune. (1,1a)
  • Determinación de la timulina. Niveles bajos de timulina pueden estar relacionados con deficiencia de zinc y también se han relacionado con anorexia nerviosa. (2a)
  • Análisis del perfil proteico e inflamatorio donde podemos detectar niveles de  Inmunoglobulina A secretora salival, y proteínas del sistema del complemento. Sus niveles están directamente relacionados con el estado nutricional del individuo, de tal forma que niveles bajos de estos parámetros coinciden con estados de desnutrición. (1,2,3,4)

En conclusión podemos decir que se está avanzando mucho en el conocimiento del sistema inmune y su influencia en distintas facetas del individuo como es el estado nutricional. Las influencias mutuas entre estos dos aspectos, inmunológico y alimenticio, apoyan la necesidad de una visión global a la hora de establecer una estrategia terapéutica.

Bibliografia:

(1) Nova E, Montero A, Gómez S y Marcos A. La estrecha relación entre la nutrición y el sistema inmunitario. Cap. I. Soporte nutricional en el paciente oncológico. Segunda edición (2004).

(2) Segurona H., Cárdenas G., Burgos R., Nutrientes e inmunidad. Nutr. Clín. Med. 10  Num 1 (2016). Accesible en : (http://www.aulamedica.es/nutricionclinicamedicina/pdf/5034.pdf).

(3) González T., Khazam K., Acosta de Camargo M G., Sanabria Z.,  Influencia del estado nutricional sobre IgA secretora salival. Rev Latinoam Ortodoncia Odontopediatr (2013) p1-18. Accesible en: (https://www.ortodoncia.ws/publicaciones/2013/art-35/).

(4) Zalles L., Sevilla R., Gamarra ML.,Indice de pronóstico inflamatorio y nutricional (PINI) en el diagnóstico de niños con desnutrición grave. Gac Med Bol.vol: 35 nº1. Cochabamba (2012).

Otros recursos:

(1a) http://www.webconsultas.com/pruebas-medicas/prick-test-pruebas-cutaneas-de-alergia-8519.

(2a) http://lpi.oregonstate.edu/es/mic/minerales/zinc.

¡Compártelo en tus redes sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
CERRAR