Sistema inmune en las mucosas

Se denomina tejido linfoide asociado a las mucosas (en inglés: Mucosa Associated Lymphoid Tissue – MALT) a acúmulos de células del sistema inmune situados en las superficies mucosas del organismo, y que tienen como principal función proteger las mucosas del ataque de los agentes patógenos. Se puede separar en varios componentes, como por ejemplo: GALT (Tejido linfoide asociado al intestino) y BALT (tejido linfoide asociado a los bronquios). Recibe diariamente una enorme carga antigénica, por la entrada de elementos a través de la dieta o de las vías respiratorias, en estos casos, y es capaz de distinguir entre patógenos invasivos y antígenos inocuos procedentes de los alimentos y de bacterias comensales (como las que componen flora intestinal). En este artículo, se hará especial hincapié en el papel del sistema inmune en la mucosa intestinal.

La mucosa intestinal tiene un importante papel limitando la respuesta inflamatoria que pueda producirse contra la flora intestinal mientras genera una respuesta inmunitaria contra los microorganismos patógenos. Esto significa que, de forma fisiológica, ha de existir una relación de equilibrio entre el sistema inmunitario, la flora y el tejido que compone la mucosa intestinal. Al alterarse cualquiera de ellos, puede generarse un proceso inflamatorio agudo o crónico.

¿Qué es la enfermedad de Crohn?

La enfermedad de Crohn es un proceso inflamatorio crónico del tracto intestinal, en el cual el sistema inmune deja de tolerar a las bacterias beneficiosas intestinales (flora intestinal), detectándolas como extrañas e induciendo una respuesta aberrante que elimina muchas de ellas.

En condiciones normales, la tolerancia de la flora intestinal es mediada células del sistema inmune como los linfocitos T reguladores, linfocitos B, células natural killer y células dendríticas que secretan citoquinas antiinflamatorias como el TGF-β e IL-10. Sin embargo en el caso de la enfermedad de Crohn se produce una activación no controlada de las células inmunes que producen citoquinas pro-inflamatorias como la IL-12, IL-1, IL-6 y TNF-α, que desencadenan una respuesta inflamatoria que produce como efecto colateral la destrucción de la mucosa.

Observaciones

Cabe destacar que tanto factores genético como ambientales, entre los que pueden citar el consumo de tabaco, la toma de ciertos medicamentos y el uso de anticonceptivos, parecen contribuir a un aumento en el riesgo de desarrollar la enfermedad de Crohn. Así pues, la microinmunoterapia, dentro de una estrategia global de tratamiento que tenga en cuenta esos factores, puede ayudar a sostener el sistema inmune de forma específica, y ayudarle a hacer frente a los procesos inflamatorios ligados a la enfermedad.

Bibliografía

Sepúlveda, S. E., Beltrán, C. J., Peralta, A., Rivas, P., Rojas, N., Figueroa, C., … & Hermoso, M. A. (2008). Enfermedad inflamatoria intestinal: Una mirada inmunológica. Revista médica de Chile, 136(3), 367-375.

Sartor, R. B. (2006). Mechanisms of disease: pathogenesis of Crohn’s disease and ulcerative colitis. Nature clinical practice Gastroenterology & hepatology, 3(7), 390-407.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies