Estrés y colon irritable: Lo que te dice tu intestino

Nuestra experiencia nos demuestra que ante un reto personal o una situación estresante como un peligro, hablar en público, una discusión, etc. respondemos con situaciones emocionales (miedo, inseguridad) y con síntomas físicos (palpitaciones, sequedad de boca, sudor frío, diarrea…). En algunas personas estos síntomas físicos se concentran principalmente en el intestino.

Conceptos clave:

→La conexión entre cerebro e intestino subraya la importancia de poner en marcha estrategias terapéuticas completas que tengan en cuenta también el estado emocional del paciente y sus hábitos alimentarios.

→En el marco del estrés, sobre todo cuando se vuelve crónico, la microinmunoterapia puede ser una aliada para ayudar a restablecer los mecanismos naturales del organismo y favorecer la salud digestiva.

Colon irritable o síndrome del intestino irritable

El colon irritable es un trastorno del intestino que se caracteriza por la aparición de molestias a nivel digestivo: diarrea espontánea, dolor abdominal, alteraciones del tránsito intestinal (ej. estreñimiento), flatulencia, espasmos digestivos, náuseas, etc.

Varios factores se han asociado a este trastorno y otras enfermedades intestinales. Entre ellos:

  • La ansiedad, la depresión, el miedo, la inseguridad, el estrés, etc. sobre todo cuando se prolongan durante mucho tiempo en el paciente.
  • La aparición de inflamación.
  • Alteraciones en la integridad del tubo digestivo (permeabilidad intestinal)
  • Cambios en la flora microbiana o disbiosis.

Cabe destacar a su vez que los síntomas que provoca este cuadro proporcionan situaciones estresantes que distorsionan la calidad de vida, entrando en un círculo vicioso de difícil manejo.

Abordaje terapéutico

Desde el punto de vista de la medicina integrativa  el problema se debe abordar desde diferentes vertientes:

  • Como pacientes, es importante participar en el cuidado de nuestra salud, e iniciar un aprendizaje psicológico para detectar las situaciones de estrés y las emociones que desencadenan, así como la manera que tiene nuestro cuerpo de responder a ellas. Una vez reconocidas se debe aprender a manejarlas y reducirlas.

  • A nivel local, en el plan de tratamiento se recomienda poner en marcha estrategias para disminuir la permeabilidad intestinal, aportando los nutrientes necesarios ricos en ácidos grasos esenciales y aminoácidos que colaboren en la recuperación del epitelio digestivo.

  • Recuperar la flora intestinal benigna es también un factor importante, para protegerse de las colonizaciones o infecciones por gérmenes patógenos. El seguimiento de pautas alimentarias y hábitos saludables, evitando por ejemplo comidas copiosas y flatulentas, es imprescindible.

  • Estabilizar el sistema inmune. Como comentamos en nuestro post sobre los órganos del sistema inmune, tanto la mucosa intestinal como la microbiota participan activamente en el desarrollo de la función inmunitaria, por lo que es frecuente que la respuesta inmune se encuentre alterada en el síndrome del colon irritable. Por ejemplo, se ha descrito un agotamiento de células T cuando aparecen diarreas frecuentes. Para esta cuarta vertiente, la microinmunoterapia puede ser una fiel aliada, pues tiene como objetivo reequilibrar la respuesta inmunitaria y actuar a nivel de los mecanismos fisiopatológicos ligados al estrés.

Otros artículos relacionados:

Alteraciones emocionales en pacientes con una enfermedad inflamatoria intestinal

Prebióticos, probióticos y el sistema inmune

Dieta occidental, tentadora pero dañina 

Bibliografía:

Pourmand, H., & Esmaillzadeh, A. (2017). Consumption of a Low Fermentable Oligo-, Di-, Mono-saccharides, and Polyols Diet and Irritable Bowel Syndrome: A Systematic Review. International journal of preventive medicine, 8, 104.

¿Respondes con el intestino? Algunos consejos de cómo manejar un Intestino Irritable. International Foundation for Gastrointestinal Disorders. Accesible en : https://iffgd.org/en-espanol/respondes-con-el-intestino.html. Consultado el 14-03-2019

Hughes PA, Moretta M, Lim A.Immune derived opioidergic inhibition of viscerosensory afferents is decreased in Irritable Bowel Syndrome patients. Brain Behav Immun. 2014 Nov;42:191-203.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies