¿Cuál es el papel del factor de crecimiento transformante beta?

¿Cuál es el papel del factor de crecimiento transformante beta?El Factor de Crecimiento Transformante β (TGF-β) es una proteína que pertenece a la superfamilia de los factores de crecimiento y que presenta multitud de funciones. Entre ellas, destaca su papel en la regulación de la proliferación y diferenciación de varios tipos celulares, pero también de la respuesta inmunitaria. De hecho, debido a la importancia de estos procesos, alteraciones en la producción de esta citoquina pueden ocasionar distintas enfermedades.

Varios tipos de células inmunes, tales como linfocitos, macrófagos y células dendríticas sintetizan el TGF-β.

Funciones del TGF-β

Las respuestas que puede inducir el TGF-β son muy variadas, y dependen del tipo de célula sobre la que actúe, de su grado de desarrollo, y de las otras citoquinas que pueda haber en ese entorno. Precisamente, se ha visto que, de forma general, el TGF-β es capaz de inhibir el crecimiento celular, ayudando a evitar el desarrollo de procesos tumorales. Sin embargo, cuando existen alteraciones en su producción, si hay presencia de mutaciones, o si cambian las características de las células como consecuencia de la progresión del tumor, puede perder su efecto y pasar a actuar como un factor prooncogénico.

En lo que respecta al papel que desempeña esta citoquina en procesos inmunitarios, se ha descrito que tiene una función inmunosupresora y antinflamatoria. De hecho, es importante en la resolución de la inflamación y regreso al estado “normal” (homeostasis). Si no se produce adecuadamente, puede persistir la activación inmunitaria, favoreciendo el daño al tejido y la aparición de enfermedades autoinmunes. Esto se debe a su capacidad de potenciar la supervivencia de un tipo de células T denominadas células T reguladoras (Treg). Estas células están implicadas en el proceso conocido como “tolerancia inmunitaria”, que evita que el sistema inmune reconozca moléculas propias. Así pues, deficiencias en el TGF-β están relacionadas con una reducción en el número de células Treg y con el desarrollo de enfermedades autoinmunes.

En resumen, el TGF-β es una citoquina esencial para el correcto funcionamiento celular e inmune, y su modulación es imprescindible para evitar el desarrollo de desórdenes inmunitarios.

Bibliografía

  1.     Massagué, J. TGFβ signalling in contex. Nat. Rev. Mol. Cell Biol. 13, 616–30 (2012).
  2.     Khalil, N. TGF-β: From latent to active. Microbes Infect. 1, 1255–1263 (1999).
  3.     Letterio, J. J. & Roberts, A. B. Regulation of immune responses by TGF-β*. Annu. Rev. Immunol. 16:137-161. (1998).
  4.     Wahl, S. M., Hunt, D. A., Wong, H. L., Dougherty, S., McCartney-Francis, N., Wahl, L. M., et al. Transforming growth factor-beta is a potent immunosuppressive agent that inhibits IL-1-dependent lymphocyte proliferation. Journal of Immunology, 140(9), 3026–32 (1988).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies