Sistema del complemento: ¿qué es y cuál es su función en la respuesta inmune?

sistema-complementoUno de los principales mecanismos que se pone en marcha cuando se activa la respuesta inmunológica es el sistema del complemento. Se trata de un conjunto o red de proteínas cuya función directa es el reconocimiento y destrucción de los patógenos, cuando éstos invaden nuestro organismo.

El sistema del complemento es un componente del sistema inmunitario

En condiciones normales, las moléculas que forman parte del sistema del complemento se encuentran inactivas y circulando libremente en el torrente sanguíneo. Cuando se activan, al reconocer un microorganismo, migran hacia el tejido infectado y favorecen la inflamación y la eliminación del patógeno.

En concreto, el sistema del complemento tiene tres funciones básicas:

  • La opsonización del patógeno: es decir, el recubrimiento del patógeno. Las proteínas del complemento se unen a la superficie de éste y actúan como una alarma, avisando a las células inmunes para que lo reconozcan y destruyan.
  • La formación de poros: las proteínas de este sistema se unen a la membrana de las bacterias y forman poros.
  • La inflamación: este sistema también tiene la capacidad de crear un ‘microambiente inflamatorio’, es decir, de favorecer la inflamación y con ella la migración de células del sistema inmune y la secreción de citoquinas pro-inflamatorias.

La activación de este mecanismo puede darse por varias vías, según las moléculas del sistema implicadas y la clase de elementos que son reconocidos (lípidos o proteínas, anticuerpos unidos al patógeno, etc.). No obstante, todas ellas convergen en un mismo punto y sus funciones son comunes: promueven la inflamación y estimulan la fagocitosis  del microorganismo o crean un poro que desestabiliza y rompe la membrana microbiana (lisis celular).

Aunque en un principio se pensaba que el sistema del complemento actuaba únicamente durante la inmunidad innata, estudios recientes demuestran que también ejerce un papel importante durante la respuesta adaptativa, en la que están involucrados los linfocitos T y B . Además, en los últimos años se le han asociado otras funciones, distintas a las relacionadas con la inflamación, como la regeneración del tejido, el desarrollo de tumores, etc. De hecho, hay evidencias que revelan que disfunciones en el Sistema del Complemento podrían desencadenar una gran variedad de patologías.

 

Bibliografía:

[1]       Sarma JV, Ward PA. “The Complement System”. Cell Tissue Res. 2011 Jan; 343(1):227-35.

[2]       Taylor P, Botto M, Walport M. “The complement system”. Curr Biol. 1998 Apr 9;8(8):R259-61.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies