Parkinson e inflamación: papel del sistema inmunológico

 

Parkinson e inflamación: papel del sistema inmunológico

¿Es la inflamación responsable de la neurodegeneración en el Parkinson o es una simple respuesta a la muerte neuronal observada durante la enfermedad?

A día de hoy existen múltiples estudios que tratan de esclarecer la relación que existe entre nuestro sistema inmunológico y enfermedades neurodegenerativas como el Parkinson. Éste es un trastorno progresivo, asociado muchas veces al envejecimiento, y caracterizado por la degeneración y la pérdida progresiva de neuronas productoras de dopamina,  situadas en el sistema nervioso central (SNC).

Estudios recientes demuestran que la inflamación excesiva y la sobreactivación de células inmunes podría jugar un papel importante en el inicio y progresión de esta neuropatología [1].

Procesos inflamatorios en el Parkinson

Las primeras evidencias sobre el papel de la inflamación en esta enfermedad se obtuvieron en un estudio post-mortem, donde se demostró la presencia de células de la microglía  activadas [2]. Las células de la microglía son células inmunes que representan la primera línea de defensa en el cerebro. Al detectar cambios en su ambiente, como por ejemplo la presencia de patógenos o la acumulación de proteínas anormales, se activan y presentan estos antígenos a otras células del sistema inmune, como los linfocitos T. Estos antígenos se presentan mediante la ayuda de moléculas del complejo mayor de histocompatibilidad II (MHC-II) [3]. A la vez, las células de la microglía son capaces de producir mediadores de la inflamación, que a su vez activan otras células, promoviendo el proceso inflamatorio. Entre mediadores liberados, se incluyen sustancias como la galectina-3, una proteína con actividad antimicrobiana, que es capaz de disparar una cascada inflamatoria al unirse a los receptores específicos de las células inmunes (por ejemplo, los así llamados receptores de tipo Toll , como el TLR4) [4].

Pese a que el proceso inflamatorio resulta beneficioso para eliminar los elementos patogénicos, una reacción excesiva puede ser dañina para las células de nuestro organismo, explicando así las manifestaciones observadas durante la enfermedad y el daño cerebral. De hecho, este mecanismo se observa ya en los en los estadios más tempranos de la enfermedad, como revelan estudios recientes [5].

Por último, nuevas evidencias sugieren que el Parkinson podría ser consecuencia de una respuesta autoinmune, en la que las células inmunes reconocerían las neuronas como elementos extraños y actuarían sobre ellas, causando su muerte [6].

Bibliografía

[1]       X. Su and H. J. Federoff, “Immune responses in parkinson’s disease: Interplay between central and peripheral immune systems,” Biomed Res. Int., vol. 2014, Article ID: 275178, 2014.

[2]       P. L. McGeer, S. Itagaki, B. E. Boyes, and E. G. McGeer, “Reactive microglia are positive for HLA-DR in the substantia nigra of Parkinson’s and Alzheimer’s disease brains,” Neurology, vol. 38, no. 8, pp. 1285–1291, Aug. 1988.

[3]       a. S. Harms, et al. “MHCII Is Required for  -Synuclein-Induced Activation of Microglia, CD4 T Cell Proliferation, and Dopaminergic Neurodegeneration,” J. Neurosci., vol. 33, no. 23, pp. 9592–9600, 2013.

[4]       M. A. Burguillos, et al. “Microglia-Secreted Galectin-3 Acts as a Toll-like Receptor 4 Ligand and Contributes to Microglial Activation,” Cell Rep., vol. 10, no. 9, pp. 1626–1638, 2015.

[5]       X. Su, H. J. Federoff, and K. A. Maguire-Zeiss, “Mutant alpha-synuclein overexpression mediates early proinflammatory activity,” Neurotox. Res., vol. 16, no. 3, pp. 238–254, Oct. 2009.

[6]       C. Cebrián, et al. “MHC-I expression renders catecholaminergic neurons susceptible to T-cell-mediated degeneration,” Nat. Commun., vol. 5, p. 3633,  Jan. 2014.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies