La salud mental en la ciudad

¿Vives en una gran ciudad? ¿Te desplazas a menudo por la urbe? No siempre es tan fácil elegir dónde vivir. Aparte de las preferencias de cada uno, hay otras cosas que nos determinan a vivir en el campo o en la ciudad, como pueden ser: nuestro trabajo, los estudios, nuestros lazos familiares, nuestras posibilidades económicas, la atención en salud, los desplazamientos, etc.

Tanto en una ubicación como en otra existen cosas positivas y negativas, pero es objetivo que en las zonas urbanas existen más elementos que son por sí mismos generadores de estrés y ansiedad como son: la contaminación, el ruido, las prisas, el tiempo utilizado en transporte, la densidad de población, etc.

→ Vivir en la gran ciudad aumenta las probabilidades de sufrir trastornos relacionados con el estrés, como ansiedad o depresión. Estos se relacionan a su vez con desequilibrios del sistema inmunitario.

→ Si nos movemos por ambientes urbanos, conviene saber que hay que cuidar la salud para que las situaciones de estrés mantenidas no deriven en ninguna patología.

¿Cómo neutralizar el estrés de la ciudad? ¡Ahí van unas ideas para tus vacaciones este verano!:

1. Busca el contacto con la naturaleza.  Las vacaciones son un buen momento para evitar la contaminación y reconectar con la naturaleza. El mar, la montaña, el campo son entornos que nos proporcionan descanso cognitivo ya que nos permiten separarnos de las ocupaciones rutinarias durante un tiempo en ambientes más limpios y silenciosos.

Si es imposible salir de la cuidad, se puede disfrutar de parques y jardines que se encuentren accesibles en ella. Un paseo en espacios verdes nos puede dar esa pequeña dosis de serenidad necesaria.

2. Integra a tu día hábitos de vida más saludables. En la ciudad es fácil acudir a la comida rápida, generalmente por falta de tiempo o por razones económicas. El tiempo vacacional puede ser buen momento para disfrutar de una alimentación más saludable y consumir menos alimentos procesados. Si veraneas en casa, disfruta de los alimentos de temporada y ¡tómate la cocina como un hobby! Las vacaciones son también un buen momento para hacer actividades al aire libre, cualquier deporte, siempre que se practique de manera adaptada a cada uno, puede ser beneficioso para la salud.

3. Cuida tu sistema inmunitario. En periodos de estrés mantenidos, el sistema inmune también sufre, haciéndonos más susceptibles frente a infecciones o reactivaciones virales, alergias, etc. En estas ocasiones, para devolverle al sistema inmune todo su potencial, puede ser necesario un apoyo. En estos casos, la microinmunoterapia puede ser una fiel aliada para devolverle al sistema inmune su propia voz.

Artículos relacionados:
Estrés y colon irritable: lo que te dice tu intestino

Estrés. El mal del siglo XXI y el papel de la Micro-Inmunoterapia

Bibliografía:
Kennedy D, Adolphs R. Stress and the city. Nature. vol 474 (452-453). June 2011

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies