Inflamación silenciosa: ¿cómo afecta a nuestras mitocondrias?

Mitochondrion is a double membrane-bound organelle found in all eukaryotic organisms. 3D illustration

Mitochondrion is a double membrane-bound organelle found in all eukaryotic organisms. 3D illustration

En ocasiones las situaciones de desequilibrio hormonal y metabólico, mantenidas durante un tiempo prolongado en el organismo, pueden dar lugar a un estado de inflamación silenciosa o crónica, llamada así porque se produce de manera latente y en ocasiones subclínica. Sin embargo, aunque en un primer estadio no existen señales o síntomas, se está descubriendo que este tipo de inflamación es un componente habitual en un gran número de patologías degenerativas que afectan a distintos sistemas (cardiovascular, nervioso, endocrino, etc.). Profundamente relacionado con este hecho se encuentra la mitocondria y una alteración en su funcionamiento.

¿Qué es la mitocondria?

La mitocondria es un orgánulo muy importante en la célula, que se encarga de producir la energía necesaria para todos sus procesos vitales. También tiene otras funciones relacionadas con el metabolismo de carbohidratos y lípidos. La mitocondria además se relaciona con otros procesos importantes, como la regulación del metabolismo oxidativo a través de la producción de especies reactivas de oxígeno (ROS) y la apoptosis o muerte celular programada, necesaria para la renovación celular. Desequilibrios en estos mecanismos pueden ser causa de multitud de enfermedades.

Inflamación silenciosa y función mitocondrial

En situaciones de inflamación crónica o mantenida durante mucho tiempo, la mitocondria puede verse superada en su capacidad de alimentar y regular a la célula así impidiéndose la correcta regeneración tisular y produciéndose un daño en el órgano afectado. Al mismo tiempo, desequilibrios en los procesos mencionados, como la producción de ROS, favorecen además que  la inflamación se vaya retroalimentando. Si esta situación afecta a las células del sistema inmune éstas se agotan y dejan de protegernos como deberían ante virus, bacterias, alérgenos, etc.

Cuando esto ocurre es recomendable establecer un conjunto de estrategias encaminadas a  favorecer la producción de energía celular mediante cambios en el estilo de vida como reducción del estrés, asegurar un sueño en calidad y cantidad necesarias, mejorar la alimentación con la cantidad necesaria de fruta y verdura, realizar ejercicio físico moderado, etc.

Apoyando todo lo anterior, la microinmunoterapia puede favorecer la recuperación mitocondrial en estas situaciones con el objetivo de mejorar la síntesis de energía y disminuir el estado inflamatorio y la formación de radicales libres.

Bibliografía:

González Fraguela, María E.; Robinson Agramante, María de los Ángeles; Serrano Sánchez, Teresa, et al. Indicadores de estrés oxidativo e inmunológicos en pacientes con enfermedad de Alzheimer. Arch. Neurocien. (Mex., D.F.) [online]. 2004, vol.9, n.1 ,pp.3-10.

Instituto Nacional del Cáncer. Factores de riesgo del cáncer. Inflamación crónica. 2015. Disponible online en [https://www.cancer.gov/espanol/cancer/causas-prevencion/riesgo/inflamacion-cronica].

Cárdenas Quispe, Bryan C. Inflamación crónica inespecífica y granulomatosa. Monografía de la Universidad Nacional San Agustin. 2016. Disponible online en [http://www.monografias.com/trabajos109/inflamacion-cronica-inespecifica-y-granulomatosa/inflamacion-cronica-inespecifica-y-granulomatosa.shtml].

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies