Introducción

Durante todo el año podemos tener alergia causada por elementos tan comunes como el polvo o el moho, pero al comienzo de la primavera, y con el aumento de la temperatura y la floración, surge nuestro gran enemigo, el polen. En individuos susceptibles, esta sustancia produce alergia, con síntomas como los estornudos y la congestión nasal.

Respuesta alérgica

La alergia es un trastorno del sistema inmunológico debido a una hipersensibilidad o reacción alérgica a sustancias o partículas, en principio inofensivas, llamadas alérgenos [1]. Algunos ejemplos son el polvo, el polen o el moho. Los individuos afectados por alérgenos como el polen se denominan “atópicos”, mientras que los no afectados se denominan “no atópicos”.

Existen dos fases en los procesos alérgicos:

La primera fase es la de sensibilización. Cuando el alérgeno entra en el cuerpo será captado por las células presentadoras de antígenos, como las células dendríticas o macrófagos, que transportaran al alérgeno a los ganglios linfáticos donde serán presentados a los linfocitos T. Tras este primer reconocimiento, los linfocitos T se diferenciaran en un subtipo denominado Th2, “especializado” en la respuesta alérgica y capaz de sintetizar citoquinas como las interleuquinas IL-4, IL-5 e IL-13. La IL-4, y en menor medida la IL-13, activan la producción de anticuerpos específicos para el alérgeno. Estos anticuerpos específicos, denominados IgE, se fijarán en la superficie de otras células inmunes, como los mastocitos y basófilos. Por otro lado, la IL-5 activa los eosinófilos, otro tipo de células implicadas en el proceso alérgico.

La segunda fase, una vez ya sensibilizados, ocurre cuando volvemos a tener contacto con el alérgeno. Entonces, éste será capaz de unirse a las moléculas IgE específicamente producidas en la primera fase, produciendo la desgranulación de los mastocitos y básofilos [2]. Este proceso consiste en la liberación al exterior de sustancias tales como la histamina, que son las responsables de la sintomatología alérgica observada en la rinitis, el asma, la urticaria…

Estrategia terapéutica

De forma habitual, solemos utilizar medicamentos como los antihistamínicos o los corticoesteroides, para el tratamiento de los síntomas de la alergia, aunque generalmente suelen ser una solución temporal.

En los últimos años se han ido desarrollando otros tratamientos, como la inmunoterapia especifica con alérgenos (ITE), que consiste en la administración progresiva de cantidades crecientes del alérgeno con el fin de modular la respuesta inmune mediada por las IgE.  También se ha descrito que tratamientos con interleuquinas como la IL-10 y el TGF-beta podrían ayudar a suprimir la respuesta de las células T ante la detección de alérgenos en las mucosas y a controlar la respuesta inflamatoria vinculada a la alergia [3,4].

En esta línea, la microinmunoterapia es un enfoque terapéutico que utiliza moléculas propias de nuestro sistema inmune, como las citoquinas, en dosis inferiores o iguales a las fisiológicas, garantizando así una buena tolerancia, con el fin de modular las acciones del sistema inmune.

Bibliografía

  1.     Valdez, J. G. R., Pereira, Q., Zini, R. A., & Canteros, G. E.. Reacciones de hipersensibilidad. Revista de Posgrado de la VIª Cátedra de Medicina, 2007, 167:11-16.
  2.     Ramón Vilella Puig; La respuesta inmunoalérgica mediada por IgE  Servicio de Inmunología. Centro de Diagnóstico Biomédico. Hospital Clínic, Barcelona. Arch Bronconeumol. 2006;42 Supl 1:6-12
  3.     Lockey, R. F.. Allergens and allergen immunotherapy. CRC Press. 1998
  4.     Akdis M, Verhagen J, Taylor A, et al. Immune Responses in Healthy and Allergic Individuals Are Characterized by a Fine Balance between Allergen-specific T Regulatory 1 and T Helper 2 Cells. The Journal of Experimental Medicine. 2004;199(11):1567-1575. doi:10.1084/jem.20032058.

2 Comentarios

  1. Marcia Luciola Urbán Reyes Contestar

    Excelente información, solo una duda, ¿por qué se da la sensibilización con el alergeno? y no solo se monta una respuesta inmune como en el caso de un antígeno.

    • Mi Sistema Inmune Contestar

      Hola Marcia,

      Los alérgenos, como cualquier otro antígeno, son detectados por el sistema inmunitario al entrar en el organismo, que los identifica y desencadena una respuesta encaminada a reconocer ese antígeno en un siguiente contacto. Lo que ocurre con ciertos antígenos ambientales, que denominamos comúnmente “alérgenos” es que en ocasiones, por factores genéticos y ambientales, el organismo genera una respuesta excesiva o inadecuada, llamada “hipersensibilidad”, que se relaciona con la producción de un tipo específico de anticuerpo, la IgE. Este anticuerpo tiene la capacidad (en un segundo contacto con el alérgeno) de provocar la liberación de unos mediadores que generan un tipo de inflamación en el tejido, la respuesta alérgica.

Conteste a Marcia Luciola Urbán Reyes Cancelar respuesta

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies