Relación entre enfermedades crónicas y el potencial de adaptación de nuestro sistema inmune

En la actualidad existe consenso sobre un hecho bien establecido: la mayoría y probablemente todas las enfermedades crónicas están relacionadas con cambios profundos en la capacidad de adaptación de nuestro sistema inmune. Trastornos causados por microorganismos (bacterias, virus, hongos, parásitos), factores químicos (metales pesados, pesticidas), y traumas sufridos (micro-traumas repetidos) provocan ciertas reacciones en nuestro organismo. La fase aguda está seguida por una fase de adaptación, que en ocasiones, puede llevar a la “corrupción” de la respuesta inmune. Los síntomas clínicos son indicios de los cambios biológicos y bioquímicos que tienen lugar. Así por ejemplo, una infección por estreptococos dará lugar a lo que se conoce como la angina blanca, que, al no ser tratada adecuadamente (es decir si aún quedan bacterias), podrá desencadenar un proceso reumático. Sin embargo, esta evolución ya no se deberá directamente a la presencia de bacterias, sino a la producción de anticuerpos en el marco de la respuesta inmune que conduce a daños en las articulaciones.

Por lo tanto, la gestión de las enfermedades crónicas requiere la aplicación de una estrategia que debería no sólo reducir los síntomas clínicos visibles o perceptibles, sino también restaurar el equilibrio alterado del sistema inmune que permanecerá de un modo u otro siempre presente.  La dificultad radica en la restauración de este equilibrio. ¿Cómo acceder al sistema inmunológico? ¿Cuáles son los caminos?

La regulación del sistema inmunitario por la Micro-Inmunoterapia

La ciencia ha avanzado considerablemente en el conocimiento de los mecanismos subyacentes de la respuesta inmune,  y a pesar de que hoy todavía quedan muchas zonas grises, se han podido descifrar numerosas “vías” relacionadas con el funcionamiento del sistema inmune. La Micro-Inmunoterapia ofrece la posibilidad de seguir estos “caminos” de forma suave e inocua. ¿Cómo?  Utilizando el mismo lenguaje que el sistema inmunológico, pero en dosis menores, y comunicando con las células que regulan la respuesta inmune para orientarlas hacia vías de equilibrio más favorables para el desarrollo del organismo.  La capacidad de adaptación del organismo a su micro-entorno, estrechamente relacionada con el sistema inmunitario, jugará un papel esencial en este proceso. Cuando dicho sistema se ve alterado por un trastorno crónico, el entorno se convierte en una nueva amenaza. Podemos decir por lo tanto que la Micro-Inmunoterapia ofrece una nueva estrategia de adaptación.

Autor: Dr. Pascal Mensah (Nîmes, Francia)

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies