El estrés, dentro de unos límites, puede tener un impacto positivo sobre nuestro rendimiento (eustrés). Los problemas aparecen cuando el cuerpo está expuesto a una situación de estrés durante un período prolongado, sin conseguir restablecer el equilibrio físico. Dependiendo de la adaptabilidad de cada uno, el eustrés se puede convertir en distrés (estrés negativo), favoreciendo la aparición de numerosas enfermedades. Las altas expectativas, puestas tanto por uno mismo como por los demás, pueden causar una cierta sobreestimación y un desbordamiento, llevando al así llamado Burnout. En este sentido, el Burnout se puede definir como un fallo a la hora de manejar correctamente el estrés, como subraya la Dra. Blum.

¿Por qué enfermamos?

Para ilustrar cómo se desarrollan las enfermedades, la Dra. Blum utiliza el principio del “Iceberg”. Diferentes factores como el estrés, las infecciones, las toxinas, representan una “carga” para nuestro cuerpo y provocan alteraciones en la capacidad de regulación. Esto, a su vez, puede causar trastornos funcionales. La enfermedad que se manifiesta en un cierto órgano sólo representa la punta del iceberg, que se hace visible sólo después de la acumulación de estos múltiples trastornos regulatorios y funcionales.

La importancia de la medicina regulativa

Aquí es donde interviene la medicina regulativa, cuyo objetivo es eliminar estas “cargas” para el cuerpo y ayudarle a retomar sus funciones. La Micro-Inmunoterapia, que está enfocada a la regulación del sistema inmunológico, puede contribuir de manera significativa a la restauración del equilibrio en el organismo. Por otra parte, la práctica de ejercicio desempeña un papel importante en la reducción del estrés, la desintoxicación del cuerpo y como apoyo al sistema inmunológico. Además una dieta equilibrada también es esencial para la vitalidad de nuestro cuerpo.

Por último, la Dra. Blum hace referencia a esta frase de Albert Schweitzer: “Cada paciente lleva su propio médico dentro. Nosotros, los médicos, celebramos nuestros mejores éxitos cuando encontramos formas y medidas para que el <médico interior> de cada paciente trabaje correctamente.”

Foto: Licencia CC0 Public Domain

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies