39 Resultados

innata

Buscar

Los tratamientos enfocados a suplir las funciones del organismo, cuando éste falla, pueden ser de gran ayuda en situaciones de urgencia, pero ¿son la solución terapéutica a largo plazo? Desde Labo’Life creemos que para solucionar un problema de salud de forma duradera lo más importante es aportar las herramientas necesarias para que nuestro organismo funcione de forma armónica, y potenciar sus propios mecanismos de autorregulación. Nuestro…

El sistema inmunitario nos defiende constantemente frente a agresiones procedentes del exterior así como del propio organismo, con el fin de mantener la integridad biológica de nuestro organismo.

Todos los mecanismos de defensa de los cuales nuestro sistema inmunitario dispone y pone en marcha para proteger a nuestro organismo se pueden agrupar bajo el término de “respuesta inmune”.

Hay dos tipos de respuesta inmune, que aunque distintas, actúan de manera coordinada e integrada:

-Respuesta inmune innata (natural, inespecífica)

-Respuesta inmune adaptativa (adquirida, específica)

La piel y las mucosas constituyen la primera barrera defensiva contra microorganismos que intentan penetrar en nuestro cuerpo. Cualquier agresor que consigue pasar esta primera línea defensiva, por ejemplo a causa de una herida en la piel, tendrá que enfrentarse al sistema inmunitario innato, nuestra segunda línea de defensa.

En este vídeo os explicamos cómo funciona la respuesta inmunitaria innata.

Cuando elementos extraños a nuestro organismo, como por ejemplo bacterias, penetran en nuestro tejido y empiezan a multiplicarse, los monocitos circulantes se diferencian a macrófagos.

Ante una quemadura en la piel, la picadura de un mosquito, una infección por un virus o cualquier otra agresión del medio, nuestro sistema inmune pone en marcha estrategias concretas y diferentes en cada caso con el objetivo de defendernos de la manera más eficaz posible. Ya que nos adentramos en la época del año en la que son más frecuentes las infecciones virales, vamos…

En los países desarrollados no hay tiempo para descansar. Somos la sociedad 24-7. Activos 24 horas al día, 7 días a la semana. Iluminación nocturna, redes sociales, trabajos por turnos, viajes entre distintas zonas horarias… ¿Cambiará esta dinámica a largo plazo? Difícil. El problema reside en que hasta un 20% de la población puede estar desfasada, es decir; su ritmo biológico interno no corresponde con…

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies