Vuelta al cole, vuelta de las infecciones en niños

Vuelta al colegio

Ya se acabaron las vacaciones de verano y con ello los niños vuelven a las guarderías o se incorporan al nuevo curso escolar. La vuelta al cole supone hacer nuevos amigos, volver a ver compañeros y profesores del curso pasado, aprender nuevas cosas. Pero no solamente esto, también está asociada con un mayor riesgo de infecciones como por ejemplo infecciones respiratorias, otitis o varicela. Las guarderías son especialmente un foco de contagio, ya que las infecciones se contraen rápidamente por el contacto directo con los otros niños.

En este breve artículo quiero presentar algunas informaciones generales sobre la varicela y su tratamiento siguiendo mi experiencia clínica.

La varicela es una enfermedad común entre los niños, sobre todo antes de los 12 años y está causada por el virus varicela zóster (VVZ). Se manifiesta con la aparición en todo el cuerpo de una erupción de pequeñas vesículas que producen picazón y puede estar acompañada por síntomas parecidos a los de la gripe (fiebre, ganglios inflamados). Por lo general, los síntomas desaparecen por sí solos. Las vesículas se secan en tres días y forman una costra que cae pasada una semana, sustituida por una cicatriz roja y blanca. La curación se produce generalmente transcurridos entre 7 a 16 días y las cicatrices se atenúan generalmente en unos meses.

No hay un tratamiento específico contra la varicela y las medidas que normalmente se aplican tienen por objetivo aliviar los picores y evitar complicaciones (infección secundaria) en caso de rascarse las lesiones. Generalmente se prescriben antihistamínicos contra el picazón, a veces como complemento de aplicación local con gel fluido de calamina. Para prevenir la infección secundaria se tienen que aplicar medidas de higiene adaptadas.

En mi consulta también recomiendo la aplicación de un tratamiento específico de Micro-Inmunoterapia. El objetivo de la Micro-Inmunoterapia en pacientes con varicela es apoyar la defensa del sistema inmune contra el virus varicela zóster y evitar que éste infecte nuevas células. ¿Qué le aporta este enfoque terapéutico a mis pacientes? Pues, una mejor calidad de vida del niño, ya que según he podido constatar en varias ocasiones, mediante esta terapia el niño resuelve antes la infección, con menos molestias, y se induce una mejor cicatrización lo que disminuye el riesgo de infecciones secundarias.

Autor: 

Dr. Rigoberto López

Doctor R. López

Pediatra en varios Centros de Salud de Valencia

Experto en Micro-Inmunoterapia

Máster en Medicina Naturista, Homeopatía y Acupuntura

Postgrado en Terapia Neural y Odontología Neurofocal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies