Linfocitos B: ¿por qué son esenciales para nuestra inmunidad?

Linfocitos B ¿por qué son esenciales para nuestra inmunidad

Los linfocitos B son células especializadas del sistema inmune que juegan un papel importante en la respuesta humoral, el principal mecanismo de defensa contra patógenos que se replican fuera de la célula del huésped (patógenos extracelulares) como por ejemplo las bacterias Staphylococcus o Streptococcus.

La principal función de los linfocitos B es el reconocimiento de moléculas extrañas al organismo, llamadas antígenos, y la producción de anticuerpos específicos para neutralizarlas.

Origen de los linfocitos B

La generación de células B comienza en el hígado fetal, siendo reemplazado de manera progresiva por la médula ósea, que desde este momento constituirá el lugar principal de producción de linfocitos B. A diferencia de los linfocitos T, que migran al timo para madurar, los linfocitos B se forman y maduran en la médula ósea. Durante este proceso los linfocitos B van adquiriendo diferentes moléculas en su membrana. Entre éstas destaca el receptor de células B (en inglés B-cell receptor o BCR), molécula característica para los linfocitos B. Esta molécula está constituida por un fragmento común para todos los linfocitos B y otro distinto en cada linfocito. La porción variable es una inmunoglobulina, y hace que el BCR de cada linfocito sea único, permitiendo así el reconocimiento especifico de un número casi infinito de antígenos.

Después de su maduración, los linfocitos B se aglomeran en los ganglios linfáticos, el bazo y otros tejidos linfoides, donde entrarán en contacto con los antígenos para los que son específicos.

Activación de los linfocitos B

Una vez que tiene lugar la interacción con el antígeno especifico, los linfocitos B se activan y se diferencian en dos tipos de células. Por una parte, se pueden formar células de memoria que permitirán que la próxima vez que el mismo patógeno entre en el cuerpo, se pueda poner en marcha una respuesta inmune específica de forma más rápida y eficaz. Por otra parte, el linfocito B se puede transformar en plasmocito, una célula especializada en la fabricación y secreción de anticuerpos circulantes.

Es importante mencionar que, en ciertos casos, es necesaria la participación de los linfocitos T para que las células B se activen y transformen. En estos casos, después de que el antígeno se haya unido al receptor de los linfocitos B,  dicho antígeno se procesa en el interior de la célula con el fin de presentar posteriormente fragmentos del mismo en la superficie de los linfocitos B.  Cuando un linfocito T cooperador (en ingles T helper) reconoce esta molécula extraña, producirá diferentes citoquinas que van a estimular la activación y diferenciación de los linfocitos B.

Se puede concluir que los linfocitos B son células centrales en la respuesta inmune adaptativa: son los principales efectores de la respuesta humoral mediante la producción de anticuerpos específicos. Además pueden actuar como células presentadoras de antígenos.

5 thoughts on “Linfocitos B: ¿por qué son esenciales para nuestra inmunidad?

  1. jose martinez

    excelente toda esta ilustracion cientifica de las funciones de los LINFOCITOS donde nacen y para que ssirven ssi bien estaba preguntando precisamente ssobre la patologia lupus eritematoso periferico por el cual era mi pregunta y gracias tambien al informe del DR RENATO GUZMAN SOBRE COMO ALIVIAR el lupus voy hacer lo posible si por medio de la eps-s assmet ssalud lograr la atencion del DR RENATO.

    Responder
  2. Edward

    Acabo de tener una faringitis y estuve tomando antibióticos recetado por el médico .. al día de hoy ya me pasó.. solo me ha quedado la tos .. tengo entendido que también los linfocitos B se han activado para combatir junto con los antibióticos a las infección bacteriana que he tenido ???
    Gracias

    Responder
    1. Mi Sistema Inmune Autor del artículo

      Hola Edward,

      efectivamente los linfocitos B son capaces de reconocer las bacterias o virus que originan la faringitis y producir inmunoglobulinas responsables de su destrucción.

      Saludos,

      Responder

Responder a jose martinez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies