La inmunidad adaptativa

La inmunidad adaptativa

Todos los mecanismos de defensa de los cuales nuestro sistema inmunitario dispone y pone en marcha para proteger a nuestro organismo se pueden agrupar bajo el término de “respuesta inmune”.

Hay dos tipos de respuesta inmune, que aunque distintas, actúan de manera coordinada e integrada:

– Respuesta inmune innata (natural, inespecífica)

– Respuesta inmune adaptativa (adquirida, específica)

Si una infección provocada por ejemplo por una bacteria, no puede ser controlada a través de la respuesta inmunitaria innata, se pondrá en marcha un mecanismo de defensa más adaptado al agresor, la respuesta inmune adaptativa.

En este vídeo os explicamos de manera concisa cómo funciona la respuesta inmunitaria adaptativa.

Mediante la liberación de citoquinas pro-inflamatorias tales como la interleuquina 1 y el factor de necrosis tumoral alfa, los macrófagos reclutan células presentadoras de antígenos en el lugar de la infección.

Las partículas liberadas por el macrófago después de la fagocitosis del antígeno son captadas por la célula presentadora de antígenos (CPA) y presentadas mediante el complejo mayor de histocompatibilidad en su superficie. A continuación, la célula presentadora de antígenosmigra del tejido hacia el ganglio linfático, a través de la linfa.

Una vez en el ganglio, la CPA presenta el antígeno a los linfocitos T4.Cuando los linfocitos T4 reconocen el antígeno, se activan y empiezan a secretar citoquinas pro-inflamatorias. La CPA activa a los linfocitos T8 citotóxicos. Los linfocitos B y T8 adaptados son activados por los T4. Las diferentes células activadas migran vía el circuito linfático, y luego a través de la sangre, hacia  el sitio de la infección.

En el lugar del combate, las células T4 activadas ponen en marcha la respuesta específica, liberando citoquinas como la interleuquina 2, la inteleuquina4 y la interleuquina6. Los plasmocitos producen anticuerpos que se adhieren a la superficie de las bacterias, lo que facilita la detección y la destrucción de estos antígenos, mediante la liberación de perforina, granzima y granulisinapor los linfocitos T citotóxicos.

Una vez que las bacterias han sido destruidas, los linfocitos T4 activados darán la señal de fin de ataque liberando citoquinas anti-inflamatorias como el factor de transformación de crecimiento beta, la interleuquina 10 y la interleuquina1 Ra. Los macrófagos proceden a la limpieza del sitio de la infección mediante fagocitosis.

Un sistema inmune equilibrado es por lo tanto capaz de defender nuestro organismo frente a cualquier agresión.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies