Inflamación y metabolismo

Fat cells on human tissue

Heridas, golpes, fracturas, irritaciones de la piel… son solo algunos de los trastornos en los que reconocemos fácilmente un proceso inflamatorio. Sin embargo, la inflamación se encuentra ligada a multitud de patologías y trastornos, y en realidad puede tener distintos orígenes y presentarse de formas muy diferentes. Por ejemplo, se distinguen la inflamación aguda, crónica o sistémica de bajo grado. En el post de hoy hablamos de esta última: la inflamación sistémica de bajo grado. ¿Qué es?

Conceptos clave

– La inflamación puede presentarse de distintas formas y tener diferente origen.
– Por su relación con enfermedades cardiometabólicas, las medidas terapéuticas que se tenga en cuenta en estas enfermedades deberán plantearse tanto desde el punto de vista metabólico como inmunológico, para recuperar el equilibrio. La microinmunoterapia puede ayudar desde la vertiente inmunológica.

¿Qué diferencia a la inflamación sistémica de bajo grado del resto de inflamaciones?

En la inflamación sistémica de bajo grado, también llamada metainflamación, inflamación silenciosa o inflamación metabólica, por su relación con el desarrollo de enfermedades cardiovasculares y metabólicas, existen niveles altos de factores inflamatorios como el factor de necrosis tumoral alfa, la proteína C reactiva, la IL-17, etc. y células inmunes infiltradas en el tejido, pero a diferencia de la inflamación aguda o crónica, el tejido no presenta una destrucción estructural importante (como podría ser una tendinitis, artrosis, etc.) y sigue siendo funcional aunque con el tiempo irá empeorando.

¿Qué relación existe entre obesidad e inflamación metabólica?

En las situaciones metabólicas en las que existe poco gasto energético, los adipocitos se hipertrofian y acumulan gran cantidad de ácidos grasos. Al extenderse el tejido adiposo se va separando de los capilares sanguíneos, haciendo difícil el intercambio de oxígeno y produciendo la necrosis de los adipocitos, con el inicio de un proceso de inflamación cuyo objetivo es la eliminación de los adipocitos necrosados.

¿Hay relación entre diabetes, hipertensión arterial, enfermedad cardiovascular e inflamación metabólica?

Cada vez son más los estudios que orientan hacia la inflamación metabólica como una de las causas de estas enfermedades. En el caso de la diabetes (tipo II) se han detectado elevaciones de factores inflamatorios antes incluso de que haya manifestaciones clínicas. En la hipertensión arterial se va produciendo un engrosamiento y rigidez de los vasos sanguíneos como consecuencia de los procesos inflamatorios intracelulares por agotamiento mitocondrial. En la enfermedad cardiovascular la inflamación aumenta la formación de la placa ateromatosa que disminuye la luz del vaso sanguíneo.

Conclusión

En resumen, existe una clara tendencia soportada por numerosos estudios para observar multitud de patologías bajo la óptica común de la inflamación. Esto hace necesario tener más en cuenta que nunca al sistema inmune a la hora de establecer una estrategia en su tratamiento. En este contexto, la microinmunoterapia puede ser una herramienta de utilidad dentro de la estrategia de tratamiento puesta en marcha por el profesional sanitario.

Bibliografía

Buckwalter JA., Brown TD. Joint, injury, repair and remodeling: roles in post-traumatic osteoarthritis. Clinical Orthopaedics and Related Research 2004; 423:7-16.
León-Pedroza José, González-Tapia Luis. Inflamación sistémica de grado bajo y su relación con el desarrollo de enfermedades metabólicas: de la evidencia molecular a la aplicación clínica. Cirugía y Cirujanos.2015; 83(6):543-551

Artículos relacionados

Inflamación: ¿las dos caras de una misma moneda?
Inflamación silenciosa: ¿cómo afecta a nuestras mitocondrias?
Obesidad e inflamación en el desarrollo de la diabetes de tipo 2

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies