Enfermedades autoinmunes: respuesta errónea del sistema inmunológico

 

 

imagen de microscopio electrónico de barrido de la sangre humana en circulación normal

imagen de microscopio electrónico de barrido de la sangre humana en circulación normal

De forma constante, estamos expuestos y rodeados de elementos nocivos para la salud. Uno de los motivos por el que no enfermamos es porque el organismo cuenta con un mecanismo de defensa denominado sistema inmunológico. Se trata de un conjunto de estructuras y procesos biológicos que protegen al cuerpo de las enfermedades, identificando y combatiendo las células patógenas y cancerosas.  Al mismo tiempo este sistema tiene la capacidad de distinguir entre lo propio y lo ajeno, es decir reconocer a las propias células, tejidos y órganos y no atacarlas.

No obstante, en ocasiones esta capacidad, denominada autotolerancia, está alterada o falla. Es cuando el sistema inmune identifica, por error, a los componentes del propio organismo como patógenos y pone en marcha una respuesta exagerada y violenta frente a éstos, dando lugar a enfermedades autoinmunes.

Las enfermedades autoinmunes afectan entre el 3% y el 5% de la población general y suelen ser crónicas, pudiendo afectar a uno o varios órganos de forma simultánea.

Causas de las enfermedades autoinmunes

Hasta el momento se ha reconocido que este tipo de enfermedades se deben a diferentes factores:

  • Factores genéticos: La mayoría de las enfermedades autoinmunes son poligénicas, es decir, enfermedades hereditarias producidas por mutaciones en varios genes en combinación con otros factores.
  • Factores ambientales: como por ejemplo el tabaco o la luz.
  • Factores infecciosos: Las continuas acciones desmedidas del sistema inmunológico frente a infecciones virales o bacterianas puede propiciar el desarrollo de procesos autoinmunes.
  • Factores hormonales: Las enfermedades autoinmunes son más frecuentes en las mujeres que en los hombres, lo que indica la posible influencia de los estrógenos en el desarrollo de estas enfermedades.

Clasificación de las enfermedades autoinmunes

Las enfermedades autoinmunes se pueden clasificar en dos categorías:

  • Enfermedades autoinmunes locales (órgano específico): Este tipo de enfermedades se caracterizan por tener una respuesta inmune dirigida contra un único antígeno localizado en un órgano. Por ejemplo: la enfermedad de Adisson, tiroiditis de Hashimoto, diabetes mellitus insulinodependiente o miastenia gravis entre otros.
  • Enfermedades autoinmunes sistémicas (órgano inespecífico): Se caracteriza por la producción de anticuerpos dirigidos contra el núcleo y/o el citoplasma de las células. Por ejemplo: artritis , nefritis, vasculitis, lupus eritematoso sistémico o síndrome de Sjogren entre otros.

Bibliografía:

  1. Davidson A, Diamond B. Autoimmune diseases. N Engl J Med. 2001 Aug 2;345(5):340-50.
  2. Sfriso P et al. Infections and autoimmunity: the multifaceted relationship. J Leukoc Biol. 2010 Mar;87(3):385-95.

2 thoughts on “Enfermedades autoinmunes: respuesta errónea del sistema inmunológico

  1. juanjose

    si sabemos que la respuesta del sistema inmune es logica no esposible pensar que el sistema que recibe el alerta este dañado o al informacion que le llega es mal interpretada para consiguientemente originar una catastrofe autoinmune inewsperada?

    Responder
    1. Mi Sistema Inmune Autor del artículo

      Efectivamente Juanjose,

      el sistema inmune en ocasiones está dañado por algún motivo y reacciona por exceso produciendo enfermedades autoinmunes o por defecto disminuyendo la capacidad de defensa del organismo enfermo.
      Saludos

      Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies