La importancia de la detección precoz

El cáncer de mama es el crecimiento desenfrenado de células malignas en el tejido mamario. En España, cada año se diagnostican veintidós mil casos de cáncer de mama. Sin embargo, está demostrado que si se detecta a tiempo existen muchas posibilidades de superarlo.

El término “cáncer” se emplea para referirse a un grupo de enfermedades que tienen un denominador común: la transformación de la célula normal en otra que se comporta de forma muy peligrosa para el cuerpo humano. Se trata de un tipo de enfermedades en las cuales el organismo produce células anormales derivadas de los propios tejidos y que pueden comportarse de diferentes modos, pero que sin el tratamiento adecuado, generalmente, tienden a tener graves consecuencias para la persona. Muchas veces, dichas células cancerosas son detectadas y eliminadas por el propio sistema inmune. Desgraciadamente, otras veces siguen con vida y se reproducen. Al formarse un gran número de células cancerosas, se amontonan, presionan o bloquean a otros órganos y les impiden realizar su trabajo.

No hay duda de que el arma más eficaz para acabar con el cáncer de mama es la detección precoz de esta enfermedad. Y para ello, la bala más efectiva es la mamografía, ya que permite detectar la mitad de los casos. Es la principal prueba de diagnóstico precoz del cáncer de mama con un índice de detección del 90%.

El 19 de octubre, con motivo del Día Internacional del Cáncer de Mama, la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) proporcionó los resultados de una encuesta realizada a 1.318 pacientes que padecían o habían superado este tumor. Dichos datos reafirman lo importante que puede llegar a ser un diagnóstico precoz.

De aquellas mujeres que fueron diagnosticadas a través de un programa de detección precoz, el 66% conservó la mama. La misma cifra, 66%, corresponde al tanto por ciento de encuestadas menores de cincuenta años. Este dato muestra la seriedad de la enfermedad, que cada vez afecta a mujeres más jóvenes.

En gran parte, la efectividad de la detección precoz radica en el tiempo de espera desde la sospecha del cáncer hasta el posterior tratamiento, que fue inferior a un mes para algo más de la mitad de las pacientes encuestadas, según este estudio. Además, se observa una tendencia decreciente en la realización de mastectomías en las mujeres, pasando de un 50,9% de mastectomías entre las encuestadas diagnosticadas hace más de dos años, a un 44,6% en las diagnosticadas hace menos de dos años.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies