Descubriendo nuestro maravilloso sistema inmune

Descubriendo nuestro maravilloso sistema inmuneEl prestigioso experto en Inmunología y Enfermedades Infecciosas Dr. Fernando Fariñas Guerrero acaba de publicar un libro divulgativo sobre la importancia de nuestras defensas en la salud y la enfermedad. En dicho libro, titulado: “En defensa propia: aventuras y desventuras del sistema inmunológico”, se abordan de manera amena y comprensible aspectos fundamentales del sistema inmunitario, como: su funcionamiento, su estado en diferentes fases de la vida, los factores que influyen sobre él, su papel en diferentes enfermedades, etc. Con ello, el Dr. Fariñas pretende compartir con los lectores su gran pasión – la inmunología – y concienciarlos sobre la importancia de “cuidar” el sistema inmune para mantener o restablecer la salud. A continuación se presenta una pequeña entrevista realizada al autor.

– ¿El sistema inmune podría considerarse el pilar central de la salud? ¿Por qué?

El correcto funcionamiento del sistema inmunitario, del sistema nervioso y del endocrino, tanto por separado como en conjunto, es fundamental para que un individuo pueda disponer de un buen estado de salud. Nuestras “defensas”, entendidas como aquellos mecanismos que los animales y las personas tienen para hacer frente a agresiones, tanto externas (principalmente infecciones) como internas (células cancerígenas), son imprescindibles puesto que la falta de ellas pone en serio peligro la propia vida. Por esa razón, las personas que manifiestan inmunodeficiencias graves (congénitas o adquiridas) tienen un riesgo incrementado de sufrir infecciones (que pueden resultar mortales) y determinados tipos de cáncer, principalmente leucemias y linfomas. Por el contrario, una respuesta exagerada del sistema inmunitario a determinados antígenos, predispone a una persona a padecer enfermedades autoinmunes y alergias que pueden llegar a ser muy graves. El “equilibrio de respuesta defensiva” es por lo tanto lo que nos mantiene sanos y vivos. Podríamos decir que en el sistema inmune, tan malo es un defecto o falta de respuesta, como un exceso de la misma.

– El 90% de las enfermedades están relacionados de forma directa o indirecta con alteraciones del sistema inmune. ¿Qué papel juega por ejemplo la inmunidad en las enfermedades autoinmunes?

No es que el sistema inmune “juegue” un papel en las enfermedades autoinmunes, es que el sistema inmune es el “papel” o pilar central de las enfermedades autoinmunes. La falta de mecanismos de regulación y tolerancia frente a determinados antígenos propios (también llamados auto-antígenos), es lo que va a desencadenar una respuesta patológica cuya consecuencia final es la lesión, destrucción del órgano, o modificación de su funcionalidad. Actualmente se describen más de 80 tipos diferentes de enfermedades autoinmunes, y no existe órgano o tejido que no sea susceptible de padecer un trastorno autoinmune.

– ¿Y en el cáncer?

Desde los trabajos pioneros de Coley a finales del siglo XIX, con su famosa “toxina de Coley”, se ha vertido mucho conocimiento en cuanto a la relevancia e importancia que tienen los mecanismos de “inmunovigilancia” en la aparición de tumores o cáncer. Este conocimiento ha sufrido altibajos a lo largo de más de un siglo, ya que muchos investigadores despreciaron la importancia que tenía el sistema inmunitario en la defensa frente al cáncer, mientras otros insistían en que la clave de la lucha frente al cáncer estaba en la potenciación de la respuesta inmune frente al tumor. Trascurrido más de un siglo, y gracias a estos conocimientos acumulados, actualmente la Oncología está viviendo una época dorada, ya que ahora los oncólogos están convencidos de que potenciar el sistema inmune puede ser un arma efectiva para eliminar células tumorales, y ya no sólo la quimioterapia, radioterapia o la cirugía. Más de cien años después, le hemos dado la razón a Coley.

– ¿Cuáles son los factores que más suelen influir en el funcionamiento del sistema inmunitario?

El funcionamiento del sistema inmune va a depender de la íntima relación entre nuestra genética y el ambiente. Existen personas que nacen con susceptibilidad genética a padecer ciertos trastornos que pueden afectar directa o indirectamente al sistema inmunitario: hay personas que nacen con genes que les predisponen a tener una artritis reumatoide, un lupus, un asma, o a no defenderse bien frente a un bacilo de la tuberculosis o un virus del herpes. Es decir, nuestra genética “es lo que somos”. Excepto para un grupo pequeño de enfermedades inmunológicas genéticas llamadas de “penetrancia completa” (inmunodeficiencias primarias o congénitas y síndromes autoinflamatorios), los genes predisponen, pero no “condenan”, ya que en la mayoría de los casos estos genes son capaces de ser “encendidos o apagados” por factores ambientales: es lo que se llama epigenética. El ambiente es todo lo que rodea al individuo: su forma de comer, de pensar, el padecimiento de ciertas infecciones, la exposición a toxinas o a ciertos fármacos,….en definitiva, su forma de vivir. Hoy sabemos que muchos de estos genes se expresan más fácilmente y producen enfermedad, en presencia de determinados factores ambientales. Así que una persona que nazca con esa genética de predisposición, si no se cuida, si come mal, fuma y bebe en exceso, no realiza ejercicio, y está sometida a un alto nivel de estrés, tendrá más probabilidad de “encender” dichos genes y manifestar la enfermedad.

– ¿Qué medidas básicas se pueden adoptar para mantener nuestro sistema inmune en buen estado?

Creo que la respuesta a la cuestión anterior nos vale también para ésta. En la inmensa mayoría de las personas, llevar una vida sana, controlando todos los factores ambientales descritos anteriormente, nos va a procurar un sistema inmunitario sano. Llevar una dieta saludable, donde abunden alimentos “anti-inflamatorios”, sin hábitos tóxicos (fumar o beber en exceso), realizar ejercicio moderado de forma frecuente, y llevar una mente “pausada y tranquila”, son los mejores elementos para asegurar nuestro buen funcionamiento inmunológico.

1b-dr-fernando-farinas-2

Dr. Fernando Fariñas Guerrero          Experto en Inmunología y Enfermedades Infecciosas

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies.
Más información.
ACEPTAR

Aviso de cookies