Existe una estrecha comunicación entre nuestro sistema inmunitario y nuestro sistema nervioso. Nuevos estudios se centran en entender cuál puede ser el papel del sistema inmune en el desarrollo de desórdenes psicológicos, como por ejemplo la depresión.

Hay indicios que señalan que una elevada presencia de algunas citoquinas pro-inflamatorias, como la interleuquina 1, la interleuquina 6, el factor de necrosis tumoral alfa e interferon gamma, podría inducir o facilitar el desarrollo de una depresión. Precisamente, se han detectado altos niveles de estas citoquinas en pacientes deprimidos. También se ha constatado que enfermedades asociadas a una inflamación crónica, como puede ser la artritis reumatoide, a menudo vienen acompañadas de este trastorno. Incluso, algunos estudios revelan que variantes genéticas de algunas citoquinas podrían conllevar un mayor riesgo de padecer depresión.

La depresión como consecuencia de una inflamación

Hasta ahora se pensaba que las citoquinas no podían atravesar la barrera hematoencefálica, la barrera que protege el cerebro. Hoy en día se sabe que existen numerosas vías por las que estos componentes del sistema inmune pueden acceder al cerebro desde la periferia. Estos procesos pueden desencadenar la producción de más citoquinas por parte de las células de la microglia o los astrocitos, células residentes en el sistema nervioso central. Una sobreproducción de citoquinas pro-inflamatorias puede alterar los mecanismos normales del sistema nervioso central. 

Una sobreproducción de citoquinas pro-inflamatorias puede alterar los mecanismos normales del sistema neuroendocrino. Por ejemplo, pueden sobreactivar el así llamado eje hipotalámico-hipofisario-adrenal, que llevará a una elevada producción de cortisol, la hormona del estrés. A la vez disminuyen los niveles de serotonina, una hormona responsable de la sensación de bienestar y felicidad, favoreciendo la aparición de los síntomas de depresión.

Así pues, queda claro que existe una estrecha interrelación entre el sistema nervioso y el sistema inmune. De ahí la importancia de modular la respuesta inflamatoria incluso en enfermedades psicológicas como la depresión. 

Bibliografía

  1. Schiepers OJ, Wichers MC, Maes M: Cytokines and major depression. Prog Neuro-Psychopharmacology Biol Psychiatry 2005, 29:201–217.
  2. Raison CL, Capuron L, Miller AH: Cytokines sing the blues: inflammation and the pathogenesis of depression. Trends Immunol 2006, 27:24–31.
  3. Dantzer R, O’Connor JC, Freund GG, Johnson RW, Kelley KW. From inflammation to sickness and depression: when the immune system subjugates the brain. Nat Rev 2008, 9:46–56.
  4. Chesnokova V, Melmed S. Minireview: Neuro-immuno-endocrine modulation of the hypothalamic-pituitary-adrenal (HPA) axis by gp130 signaling molecules. Endocrinology. 2002 May;143(5):1571-4.

4 Comentarios

  1. zita choueka harari Contestar

    sufro de una depresion tremenda desde hace 4 meses he hecho todo los examenes todos
    sueño cardiologuo tension aparato para dormir q da aire y nada de nada
    llevo una vida tranquila tengo 72 años sin problema q sera si alguien me lo puede decir
    gracias

    • Mi Sistema Inmune Contestar

      Buenos días Zita. ¡Muchas gracias por su comentario! Desafortunadamente, desde este blog no podemos indicarle un tratamiento a seguir, porque ha de ser un médico quien evalué su historial clínico y le ayude a averiguar la causa de su depresión, ya que existen numerosos factores que pueden influir en su desarrollo. De todos modos, si usted estuviese interesado en consultar a un Micro-Inmunoterapeuta para determinar si el estado de su sistema inmunológico guarda relación con su patología, le aconsejamos que se ponga en contacto con la Asociación Española de Micro-Inmunoterapia (www.3idi.org). Esperamos que esta información le haya servido de ayuda y que se recupere pronto.

Deja tu comentario

Avisamos a los usuarios que al dejar un comentario en este blog se solicitan datos como un nombre que podrá ser de carácter público y por tanto visible por todos los usuarios. La dirección de correo electrónico no será publicada. El usuario que introduzca un comentario debe tener presente que sus publicaciones podrán ser conocidas por otros, por lo que DIMI S.L no se hace responsable de los contenidos que libremente haya publicado o compartido el usuario. Por la presente, el usuario mismo es el principal responsable de su privacidad. Para más información sobre nuestra política de protección de datos consulte nuestro Aviso legal.

Uso de cookies

En cumplimiento con la Ley 34/2002 de servicios de la sociedad de la información, te recordamos que al navegar por este sitio estás aceptando el uso de cookies. Más información.

ACEPTAR
Aviso de cookies